Fútbol

James y Cristiano, cara y cruz

  • El colombiano acapara todos los elogios por sus últimas actuaciones, mientras el portugués recibió los reproches del Santiago Bernabéu.

Mientras James Rodríguez sigue enamorando al Santiago Bernabéu, Cristiano Ronaldo continúa con su sequía: el colombiano y el portugués representan las dos caras de un Real Madrid que mantiene su angustiosa pelea por el título de la Liga.

El equipo blanco ganó el miércoles por 3-0 al Almería, un triunfo más bien gris que sirvió al Real Madrid para mantenerse a dos puntos del Barcelona y que tuvo a James como indiscutible estrella por su actuación, coronada con un espléndido gol.

James es una de las sensaciones de la temporada en el fútbol español. Titular indiscutible para su técnico, Carlo Ancelotti, el colombiano defiende cada actuación con jugadas concretas en forma de asistencias y goles, muchos de ellos, de alto valor estético. El jugador del Real Madrid contestó con sus aportaciones -16 goles, 15 asistencias y un enorme despliegue- a quienes expresaron dudas sobre su fichaje a comienzos de temporada, una contratación que se elevó a 80 millones de euros.

"Fue una jugada rápida. Siempre entreno eso y gracias a Dios salió. Fue un golazo. Sólo quiero ayudar y si uno puede hacer este tipo de goles, mejor. Quiero hacer más y ayudar más", declaró el colombiano tras su tanto.

James pudo leer ayer los unánimes elogios que le dedicó la prensa española. "Cañón James", tituló Marca. Y El Mundo calificó al futbolista como "el nuevo Harry Potter de un Madrid al que ofrece algo nuevo en cada actuación".

Cristiano Ronaldo expone la otra cara de la moneda. Lleva tres partidos seguidos sin marcar y su actuación ante el Almería no contribuyó a mejorar las impresiones. Ni futbolísticas ni estéticas.

El portugués sacó su vena más egoísta cuando el Real Madrid cerró la goleada con un gol de Álvaro Arbeloa. Lejos de celebrarlo, Cristiano reprochó al defensor que se anticipara a él en la búsqueda de un balón cercano a la portería del Almería, cuando la realidad es que Arbeloa no podía ver la posición del delantero.

La hinchada blanca contempló el feo gesto del portugués y en una jugada posterior le reprochó que no pasara el balón a su compañero Chicharito Hernández en un lance en el que el mexicano parecía mejor perfilado para el remate.

"Vuelve a proclamar su egolatría. De nuevo pone de forma explícita sus números personales por delante de los del equipo. Su reacción al gol de Arbeloa fue infumable", aseguró As.

El Real Madrid cuenta con un valor seguro como es James, en espléndida forma, pero necesita más de Cristiano Ronaldo para las próximas y exigentes citas, en las que se juega la temporada.

El Real Madrid lo puede ganar todo y lo puede perder todo durante las próximas cinco semanas. Y en buena medida fía sus aspiraciones a la recuperación del mejor Cristiano Ronaldo, quien hoy recibe reproches por su juego y actitud. Todo lo contrario que James.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios