Coronavirus El ministro entiende el recelo

  • Rodríguez Uribes comprende el temor de los jugadores a la vuelta al al trabajo, después del comunicado del Eibar

  • Villarreal, Levante y Osasuna ya realizaron los primeros test

Coke, a la salida del estadio del Levante tras realizar el test. Coke, a la salida del estadio del Levante tras realizar el test.

Coke, a la salida del estadio del Levante tras realizar el test. / Manuel Bruque / Efe (Valencia)

El Ministro de Cultura y Deporte, José Manuel Rodríguez Uribes, aseguró ayer que entiende la preocupación que puedan tener los jugadores de fútbol a las puertas de volver a los entrenamientos para tratar de reanudar la temporada. "¿Cómo no voy a entender la preocupación de los jugadores de fútbol? Por supuesto. Es la que tiene este Gobierno", aseveró en la conferencia de prensa posterior al Consejo de Ministros.

"La prioridad es la salud, el derecho a la salud, el derecho a la vida, y por consiguiente todo va a depender de que se den las condiciones para que no se ponga en riesgo ese derecho a la vida y ese derecho a la salud", apuntó Rodríguez Uribes. Y es que ayer, la plantilla y el cuerpo técnico del Eibar pidieron a través de un comunicado "garantías" y "responsabilidad" ante el temor de contraer y contagiar el Covid-19 jugando al fútbol, una actividad en la que, subrayan, no podrán "cumplir la primera recomendación de todos los expertos, el distanciamiento físico".

"Tenemos miedo a iniciar una actividad en la que no podremos cumplir la primera recomendación de todos los expertos, el distanciamiento físico. Nos inquieta que, por hacer lo que más nos gusta, podamos contagiarnos, infectar a nuestros familiares y amigos, e incluso contribuir a un nuevo brote de la epidemia, con las terribles consecuencias que ello conllevaría para toda la población", manifestaron en un comunicado hecho público a las puertas de que los equipos de las ligas profesionales de fútbol puedan volver a los entrenamientos para tratar de reanudar las competiciones en junio.

El ministro dijo que se han desarrollado los pertinentes protocolos para este proceso de desescalada, "no sólo el CSD y el Ministerio de Cultura y Deporte, sino también Laliga, la Federación, todo el mundo está pensando en organizar las cosas bien para si se puede culminar la Liga. ¿De qué depende? Depende de los criterios sanitarios". Señaló que por lo tanto habrá que "esperar" e insistió en que "los deberes están hechos, que es lo importante. El CSD, la Liga, la Federación y el conjunto de Federaciones deportivas, no sólo el fútbol, están trabajando para marcar el camino y para intentar transitarlo si las condiciones de la epidemia lo permiten. Todo va a depender de que se den las condiciones".

Mientras, clubes como el Levante, comenzaron ayer a con los test a los jugadores. Éstos acudieron por la mañana al estadio de forma escalonada y dieron así el primer paso para regresar al trabajo en la ciudad deportiva de Buñol de manera inminente. Los jugadores estaban convocados a partir de las 9:00 y cada cinco minutos para que coincidieran en el estadio el menor número posible de personas, y fueron protegidos con mascarillas, respetando la distancia de seguridad y abandonando unos minutos después de su llegada el vestuario por otra puerta distinta para evitar cruzarse con algún compañero.

También está previsto que los levantinistas pasen distintas analíticas y controles como los habituales en la vuelta al trabajo al comienzo de la pretemporada. Los resultados de los test los tendrán en un plazo máximo de cuarenta y ocho horas.

Otros clubes que también comenzaron ayer a realizar las primeras pruebas fueron el Villarreal y Osasuna. Futbolistas, como el Chimy Ávila, llegaron a la ciudad deportiva rojilla de Tajonar conduciendo sus coches con mascarillas de protección. Una muestra de cómo los equipos empiezan con el desconfinamiento.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios