sevilla | rayo vallecano · minuto cero

Míchel se ve más dentro

  • El técnico no descarta su continuidad la próxima temporada, argumentando que "a partir del 1 de julio todo va a cambiar"

Con una dilatada rueda de prensa de 29 minutos pasó Míchel por todos los temas de actualidad que al entorno del sevillismo tanto interesan. Y entre esos asuntos, en un plano preferente, está el nombre del inquilino del banquillo para la próxima temporada, para lo que se siente aún candidato. El madrileño tiene sensaciones distintas por lo que habla con los que están dentro, con los que mandan, y esa imagen y ese discurso -siempre cuidados- exporta de cara al exterior.

"Yo no sé lo que piensan ellos ni incluso cuando el equipo estaba ganando. No sé si hace unos meses se tenía claro, supongo que sí, lo que era el futuro, las renovaciones, las entradas y salidas... y el entrenador. Pero yo no descarto seguir. Nadie me ha dicho lo contrario. Con respecto a mi trabajo me siento satisfecho. Hemos hecho cosas que los resultados han tapado. El que venga el 1 de julio va a tener otras condiciones y a lo mejor esas condiciones se ensamblan conmigo", decía el preparador en una charla con los periodistas en la que apenas se habló del Rayo.

Míchel recordó que "también se van a quedar jugadores que lo han hecho mal esta temporada" y que le da igual que se hable de Caparrós. "Como de cualquiera que se hable para el año que viene. Al que sea, habría que verle en esas circunstancias porque el 1 de julio todo va a cambiar. Es como cuando mil personas van a un teatro y hay 50 que abuchean pidiendo a otro actor en vez del que está, que es Imanol Arias. Se escuchan, pero hay otros 950. Todos esos son intereses que no me pueden intoxicar. Yo supongo que el club está valorando la plantilla y el entrenador en otro escenario".

Recordó, además, que aún podría haber sido peor: "No creo que el conflicto de este club sea sólo de la parte del entrenador. Han pasado cinco en tres años. Y hay un escenario peor que podría haberse dado. En otros clubes de cierta entidad se están jugando el descenso y nosotros luchamos por Europa".

Surgió el tema del compromiso de los jugadores y el nombre de Spahic, que sigue sin recuperarse. "Me dice que está lesionado. Hace dos semanas te decía lo de las mujeres y el dolor de cabeza. Ahora habrá que interpretar otro episodio de dolor. Pero no me puedo poner en otra cosa. Me lo tengo que creer", explicó para afirmar después que "si hay jugadores que no aguantan la presión no pueden dedicarse a esto. O pueden, pero será en otro club, no aquí".

El técnico reconoció que el palo del derbi aún duele. "Es un año malo y no tiene justificacion, pero tenemos obligaciones que cumplir. Tenemos posibilidades y la obligación, el amor propio y el orgullo de defender esta camiseta. Es difícil mandar mensajes de tranquilidad para una aficion que está sufriendo tanto, pero no vamos a arreglar nada poniéndonos unos en contra de los otros", dijo pidiendo calma en la cita de hoy. Después seguía: "Reponerse de una derrota así no es sencillo, pero a veces esa rabia nos tiene que ayudar a buscar fuerzas. No podemos estar siempre haciéndonos daño", subrayó. Por último, sorprendió al decir que las opciones de entrar en Europa son del "cien por cien sumando los 6 puntos. Hay muchos partidos", aclaró.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios