fútbol liga santander

Neymar juega al despiste

  • El silencio del jugador acrecienta las especulaciones

  • 'L'Equipe' asegura que será presentado por el PSG a más tardar el próximo lunes

Neymar volvió a protagonizar una intensa jornada de rumores y conjeturas sobre su futuro inmediato, que cada día apunta a estar más cerca del París Saint-Germain que del Barcelona.

El brasileño atraviesa momentos clave en la negociación del que sería el traspaso más caro en la historia del fútbol (se habla de nada menos que 222 millones de euros, todo un récord), de ahí que tanto aficionados como periodistas estén totalmente pendientes de cada movimiento que realiza junto a su padre y agente, con la esperanza de recibir alguna pista sobre sus inmediatas intenciones.

Neymar, de 25 años, se separó de la expedición azulgrana nada más terminar el clásico amistoso que jugó su equipo ante el Real Madrid el pasado sábado en Estados Unidos. El motivo: tenía programado un viaje a China por compromisos publicitarios, al que por supuesto le acompañaron su progenitor y su habitual grupo de amigos.

Distintos medios árabes informaron entonces que el brasileño haría una escala en Doha, capital de Qatar, durante la cual terminaría de cerrar su fichaje con los propietarios del PSG, originarios precisamente de este país.

Mientras Neymar pasó el día de viaje, jugando al despiste y bromeando con sus amigos en las redes sociales, los medios de comunicación continuaron una jornada más especulando con sus posibles destinos una vez que hiciera escala en Dubái.

Algunos afirmaron que iría directamente a París para firmar su nuevo contrato; otros, que a Barcelona, en donde se reincorporaría a los entrenamientos con sus todavía compañeros; incluso se publicaron informaciones acerca de que se declararía en rebeldía con el club catalán marchándose a Brasil.

En cualquier caso, el aún azulgrana no se ha expresado públicamente desde que se destapó su posible marcha, y sigue alentando el misterio con su silencio, el mismo que posibilita que las especulaciones, de todas las clases, vayan también en aumento.

En paralelo, algunos hinchas del Barcelona están empezando a perder la paciencia: en los alrededores del Camp Nou aparecieron ayer algunos carteles con la imagen del jugador y mensajes tildándolo de "traidor" y "mercenario".

Otro aspecto a destacar de este caso tiene que ver con la comisión de 26 millones de euros que el Barcelona debía haberle pagado el lunes al padre de Neymar, cifra que, al parecer, habrían acordado ambas partes en la última renovación de contrato que firmó el brasileño el pasado verano.

Según aseguraron distintos medios, el club decidió depositarlos en una notaría a la espera de ver el desenlace de los acontecimientos: si finalmente el futbolista se queda en el Barcelona, cumplirán con el acuerdo pagando al padre lo que deben. Pero si se marcha al PSG, este conflicto paralelo podría terminar en los tribunales.

Con este panorama, no es de extrañar que en París haya más optimismo que nunca en que Neymar juegue en el PSG la próxima temporada. De hecho, medios franceses informaron que el Ayuntamiento de la capital gala ya recibió la llamada del club para tratar de organizar un acto multitudinario en la Plaza del Trocadero, el mismo lugar donde fue presentado años atrás Zlatan Ibrahimovic, con la Torre Eiffel de fondo. En este sentido, L'Equipe publicó que el jugador será presentado a más tardar el próximo lunes.

Aunque la señal más reveladora sobre lo que podría ocurrir la dio el canal beIN Sports, cuyos propietarios son los mismos dueños del PSG, con este mensaje en las redes sociales: "Fuentes del Barcelona aseguran que la estrella brasileña Neymar decidió dejar el club catalán".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios