Las claves del día Suscríbete a nuestra 'newsletter' y recíbela cada mañana de lunes a viernes

Atletismo · Europeos de Berlín

Peleteiro y Ortega, dos bronces

  • La saltadora y el velocista amplían su palmarés con el equipo español y logran dos nuevas preseas

  • Husillos, decepcionado con su carrera, termina en sexto lugar en la final de 400

Ana Peleteiro ejecuta uno de los saltos durante la prueba de triple. Ana Peleteiro ejecuta uno de los saltos durante la prueba de triple.

Ana Peleteiro ejecuta uno de los saltos durante la prueba de triple. / felipe trueba / efe

Los bronces de Ana Peleteiro (triple salto) y Orlando Ortega (110 metros vallas), en ambos casos sus segundas preseas internacionales con la selección absoluta, ocultaron la relativa decepción del sexto puesto de Óscar Husillos en los 400.

A seis días de cumplirse el segundo aniversario de su medalla de plata olímpica en Río, Orlando Ortega dio una segunda presea -bronce en los Europeos- a España. La IAAF lo autorizó a competir por España el 29 de julio de 2016, justo a tiempo para estrenarse en los Juegos de Río de 2016.

Ortega terminó tercero con un tiempo de 13,17, por detrás del francés Pascal Martinot-Lagarde (13,17), que logró su primer oro al aire libre, y del ruso Sergey Shubenkov (13,17), el gran favorito, único europeo que había bajado este año de los 13 segundos.

Ortega se demoró en el tramo que conduce a la primera valla y fue durante toda la carrera a remolque de los primeros. A mitad de trayecto todavía estaba quinto, pero su aceleración final terminó por darle la medalla de bronce. "En mi mente, la verdad, sólo estaba la medalla de oro. Pero hemos peleado hasta el final, lástima de esa segunda valla que tropezamos que me desequilibró un poco", indicó el velocista, quien añadió: "Pese a todo, estoy orgulloso y contento con la medalla de bronce".

Peleteiro se colgó su segunda medalla internacional absoluta al clasificarse tercera en triple con la marca de su último salto, de 14,44 metros, que la dejó a un centímetro de la plata. Este mismo año había logrado el mismo metal en los Mundiales en sala de Birmingham y se presentó en Berlín con la mejor marca de su vida (14,55) todavía caliente.

La victoria, con 14,60, fue para la griega Paraskevi Papahristou, y la alemana Kristin Gierish, campeona de Europa en pista cubierta, se quedó aquí con la plata con 14,45, su mejor marca. "La verdad, no estoy muy contenta, me he quedado a un centímetro de la plata. Lo que pasa es soy inconformista, tal vez mañana mire las cosas de distinta manera y esté supercontenta y tal vez dentro de diez años me diga, jolín ¿por qué estabas triste?", dijo la española.

La prueba de 400, que prometía metales para España, no dejó nada. Husillos, el único que llegó a la carrera decisiva, se clasificó sexto con un tiempo de 45,61 en una carrera dominada por el británico Matthew Hudson-Smith con 44.78.

La táctica reservona del palentino en semifinales le deparó la calle ocho, sin referencias visuales de los otros. Tercero del ranking europeo del año con los 44,73 de Madrid (cuando Hortelano batió el viejo récord de Cayetano Cornet con 44,69), se enfrentaba a una final carísima, con los hermanos belgas Kevin y Jonathan Borlee y la incorporación del campeón mundial de vallas, Karsten Warholm.

El británico se mostró muy superior en la recta. Nadie más que él bajó de los 45 segundos, y los gemelos Borlee subieron con él al podio: Kevin con 45,13, Jonathan con 45,19.

La marca ganadora de Husillos (44,92) en la final de los Mundiales bajo techo de Birmingham (luego anulada por descalificación) le había señalado como aspirante al podio. "Me sabe un poco mal, he luchado pero me queda la espinita de no haber logrado un resultado un poco más grande", confesó Husillos.

Las semifinales de 800 tampoco suscitaron euforia en el equipo español. El salmantino Álvaro de Arriba, campeón de España, será el único español este sábado en la final, ante la inesperada eliminación del líder europeo del año, el leonés Saúl Ordóñez, mientras que el alicantino Daniel Andújar también quedó fuera.

En la jornada destacó el triunfo del noruego Jakob Ingebrigtsen, de 17 años, en los 1.500 metros. Menor de los tres hermano noruegos que competían en la final, fue el ganador de la carrera y el único de los tres que subió al podio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios