Deportes

Triunfo por pegada

  • La definición marca la diferencia a favor del Alcorcón, que venció en El Arcángel ante un rival sin remate

El Alcorcón ganó 1-3 en El Arcángel a un Córdoba sin remate y al que maniató mostrando una gran seguridad defensiva y mucha solidez, además de aprovechar sus ocasiones.

A los seis minutos se adelantó el Alcorcón merced a un tanto en propia meta de Cisma, que desvió la trayectoria del balón en un pase interior por el punto de penalti ante el que no pudo reaccionar a tiempo el meta debutante Falcón.

El mazazo no afectó a los locales, que, espoleados por más de 15.000 aficionados en las gradas, metieron intensidad al partido para llevar peligro al área de Dmitrovic. Las entradas por las bandas fueron continuas hasta que poco antes de la media hora Xisco Jiménez puso la igualada con la que se llegó al descanso.

Tras la reanudación se repitió el guión. Esta vez fue a los diez minutos cuando el Alcorcón hizo el 1-2 de penalti por medio de David Rodríguez. Un disparo del atacante tocó en el brazo de Deivid dentro del área, por lo que el árbitro señaló el punto de penalti.

El Córdoba buscó de nuevo la igualada, pero en ningún momento pudo desarmar el perfecto entramado defensivo de los pupilos de Juan Ramón López Muñiz.

Así llegó el definitivo 1-3, a diez del final, cuando en una rápida contra, Collantes disparó a puerta, aunque su remate tocó en la defensa. La bola llegó a Mayor, quien batió a Falcón.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios