Campaña de abonos 18-19

La afición, el otro gran reto del Betis Energía Plus

  • El club fue viendo cómo se reducía en ACB su número de abonados y en LEB Oro será una incógnita

  • Granada superan los 2.700 abonados mientras el Betis no tiene ni campaña ni entrenador todavía

Ramón Alarcón, Miguel Ángel Jiménez, Juanma Rodríguez y Fernando Moral, en la presentación del organigrama del club. Ramón Alarcón, Miguel Ángel Jiménez, Juanma Rodríguez y Fernando Moral, en la presentación del organigrama del club.

Ramón Alarcón, Miguel Ángel Jiménez, Juanma Rodríguez y Fernando Moral, en la presentación del organigrama del club. / Betis Energía Plus

Comentarios 4

La tarea se acumula en los despachos del Betis Energía Plus. Y es que con el entrenador aún por definir, la campaña de abonados sigue en el aire en una temporada en la que es clave atraer de nuevo a la afición a la LEB Oro.

Se trata de un tema que la mayoría de rivales de este curso tienen ya resuelto. Una cosa está clara. El club se equivoca si pretende ganar dinero en la segunda categoría del baloncesto nacional en vez de aprovechar la oportunidad para hacer algo que nunca ejecutó en los años de bonanza: crear una sólida base con la que crecer cara a la ACB.

Cuando el CB Murcia bajó tuvo claro que el reto del ascenso tenía dos pilares: armar un buen equipo y hacer de su palacio de los deportes un fortín. La campaña de captación de socios fue muy agresiva: si no se ascendía ese curso el abono para el siguiente era gratis.

Algo deberá inventar la nueva gerencia hispalense para recuperar una afición hastiada no sólo por los últimos descensos, sino también cansada por años en los que la continuidad del equipo estuvo en el alambre.

El CB Granada, recién ascendido de la LEB Plata, anunció ayer que a falta de algo menos de tres meses del inicio de la competición cuenta ya con 2.788 abonados, con precios que oscilan entre los 90 y los 260 euros. Más rebajada tendrá que ser la horquilla de precios que baraje el Betis, que en ACB la pasada temporada puso un precio de entre 50 y 300 euros, teniendo incluso menos socios en la Liga Endesa que los que cuenta ya el cuadro nazarí en LEB Oro.

Los abonos en Valladolid oscilarán esta campaña entre los 50 y 150 euros, en La Coruña el techo es de 100 euros y en Cáceres el abono más caro es de 175 euros y 50 la opción más económica.

Tras la llegada del Betis no se dio el paso esperado adelante en este sentido y la pasada temporada el descenso y una tardía campaña de abonados rebajó casi al mínimo la masa social. El descenso es una oportunidad para reinventarse si se pone al aficionado por delante del dinero.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios