Betis Energía Plus

La defensa, remedio a la ansiedad

  • El conjunto verdiblanco volvió a dejar al rival en torno a los 70 puntos para ganar, otra vez, desde la defensa

Tunde pugna con Chol por el balón en el salto inicial del encuentro entre el Betis Energía Plus y el Cáceres. Tunde pugna con Chol por el balón en el salto inicial del encuentro entre el Betis Energía Plus y el Cáceres.

Tunde pugna con Chol por el balón en el salto inicial del encuentro entre el Betis Energía Plus y el Cáceres. / Betis Energía Plus

Comentarios 1

Cuanto más cerca está un objetivo mayor suele ser la ansiedad por amarrarlo de una vez. El mismo Curro Segura, entrenador del Betis Energía Plus, aludió a ello cuando se refirió al nerviosismo mostrado por su equipo en el inicio del encuentro ante el Cáceres, penúltimo tras encadenar en San Pablo su séptimo tropiezo consecutivo, por lo que el triunfo, tras las dos derrotas en las salidas a Palma y Bilbao, debe servir para espantar temores y reforzar a un equipo que, salvo hecatombe, sigue dando sólidos pasos para volver a la ACB "más pronto que tarde", según indicó el propio técnico.

Para ello, sin embargo, todo pasa por recuperar su mejor nivel defensivo, que le permite jugar en ataque con mayor velocidad y solventar los partidos a su favor aprovechando su mayor poder ofensivo respecto a la mayoría de los rivales que se puede encontrar.

Tras encajar más de 90 puntos en Miribilla, bajando los brazos preocupantemente en la segunda mitad, los béticos saltaron este domingo al parqué de San Pablo tensionados, conscientes de que debían revertir esa imagen. Poco a poco fueron ajustando la defensa hasta dar el golpe en el último cuarto, ante un rival que vivió 30 minutos de su acierto exterior y acabó muriendo desde el triple con un 2/9 en ese acto definitivo.

Quedan cuatro duelos en San Pablo, donde el Betis sigue invicto y suma ya 13 triunfos, más el de la Copa Princesa

La victoria debe servir para que los pupilos de Curro Segura espanten los fantasmas aparecidos por esas dos abultadas derrotas y templar los nervios cara a otras dos exigentes salida que tiene en el horizonte: este viernes a Palencia, a donde partirán el jueves en autobús (también fueron en autobús hasta Valladolid en otro de los tropiezos de esta campaña), y dentro de dos jornadas a Melilla, después de recibir en casa a un exigente Ourense que es cuarto en la clasificación a cinco triunfos del conjunto sevillano.

Este tramo de tres encuentros apunta a ser decisivo para un Betis que hubiese firmado en verano tener un colchón de cuatro triunfos de ventaja con su inmediato perseguidor, pero no deja de despertar dudas en las últimas jornadas por esas desconexiones que bien lo hacen perder por 34 puntos ante el Palma o por 30 con el Bilbao, o sudar más de lo esperado para batir en casa a un Prat que llegaba como colista o a un Cáceres que sigue en puestos de descenso tras caer en la capital hispalense.

Evitar esas desconexiones pasan por recuperar a un ofuscado Bropleh, desaparecido en el último choque hasta el último cuarto, y a un Dani Rodríguez venido a menos. Por contra, Obi volvió a lucir, Stainbrook es cada vez más decisivo y jugadores como Pablo Almazán, Borg, Dee, Tunde y Lluís Costa siempre suman en defensa y en ataque. Nueve partidos, cuatro victorias de ventaja y duelos directos aún por delante. Mejor afrontarlo todo sin ansiedad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios