Deportes

Una calle para Blasco Garzón, "sevillano universal"

  • Del Nido cursa ante el alcalde la petición de incluir su nombre en el callejero de Sevilla.

Incorporar a Ramón Sánchez-Pizjuán a la directiva del Sevilla, ganar dos copas de Andalucía, traer a la selección española por primera vez a Sevilla o conseguir que se jugara aquí la final de Copa de 1925. Éstos fueron algunos de los méritos de Manuel Blasco Garzón como presidente del Sevilla, cargo que ejerció entre 1923 y 1925. Pero fuera del fútbol, Blasco Garzón dejó una impronta mayor, como hombre de letras, político y precursor del homenaje a Luis de Góngora en el Ateneo que dio lugar a la Generación del 27.

El presidente del Sevilla, junto a la nieta adoptiva de Blasco Garzón, que reside en Argentina, Dora Dachewsky, solicitó al alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, la rotulación de una calle para hacer justicia a la memoria de tan destacado personaje. Del Nido, según explicó después, recogió la promesa del alcalde de llevar a efecto tal petición. "Esto es un sueño. Vengo en representación de mi madre y mi abuelo y es una emoción muy grande. Estoy muy, muy feliz", dijo la nieta adoptiva de Blasco Garzón, que tuvo que exiliarse en Argentina tras la guerra civil por su filiación republicana. "La Alcaldía apoyará esta iniciativa -dijo Del Nido-. Blasco Garzón es un sevillano ilustre que merece una calle. Pocas personas pueden tener en su currículo haber sido alcalde, presidente del Sevilla, ministro de Justicia y presidente del Ateneo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios