Fútbol l Segunda División B

Un duelo de polos opuestos

  • El Betis B, tercero e invicto en casa, recibe a un Écija en descenso al que le urge ganar · El filial se mide al equipo menos realizador del grupo, con sólo cinco goles

Las trayectorias de Betis B y Écija son diametralmente opuestas. Mientras que el filial heliopolitano ocupa puestos de play off, los astigitanos se encuentran en descenso. Además, los verdiblancos llevan seis jornadas sin conocer la derrota, mientras que su rival de hoy sólo ha sumado dos victorias en las once jornadas que se llevan disputadas.

El favorito para la cita es el conjunto verdiblanco, invicto en casa, aunque no debe fiarse de un cuadro azulino al que le urge ganar para respirar dentro de la delicada situación en la que se encuentra. Además, el compromiso tiene el aliciente de ver a Josep María Nogués ante su ex equipo, al que la campaña pasada estuvo muy cerca de llevarlo a la categoría de plata del fútbol nacional.

En el bando bético, el preparador catalán ha citado a 17 hombres, por lo que tendrá que descartar a uno antes del inicio del choque. Todo depende de cómo se encuentren dos hombres vitales en su esquema de juego, Carreño y Cañas. El delantero tiene opciones de jugar, aunque Nogués podría reservarlo para la cita de la próxima semana ante el Cádiz. Mientras, el medio centro roteño sí tiene más opciones de saltar al campo, pues ha entrenado durante la semana al mismo ritmo que el resto de sus compañeros. No obstante, la gran ausencia en el Betis B será la de su máximo artillero, Diego Segura -lleva siete goles-, que viajó ayer a Soria al ser convocado por Paco Chaparro. Así, el preparador barcelonés pondrá en liza un once con muy pocas variaciones con respecto al que empató la semana pasada en Antequera.

Enfrente, estará un Écija que se presenta en la ciudad deportiva como el equipo menos realizador del grupo (5 goles), principal hándicap del cuadro de Pedro Bunaventura. La situación de los astigitanos es complicada, de ahí que lleguen al choque con la necesidad de obtener un resultado positivo, pues una nueva derrota dejaría al cuadro azulino en una tesitura aún más difícil.

Durante los días previos al encuentro, Buenaventura ha podido recuperar a varios jugadores que estaban en el dique seco. Además, podrá contar con Rubio, al que el comité le quitó esta semana una de las dos amarillas que vio ante el Portuense. Así, sólo Jesús, que se recupera de una fractura en el brazo; y Aitor Ramos, con una pubalgia, son las dos únicas bajas, por lo que pondrá en juego a su once de gala.

Tampoco, faltará el colorido en las gradas, ya que se espera que acuda un amplio grupo de aficionados del Écija. Además, cada vez son más los aficionados béticos que se dan cita en el recinto de la Avenida de Italia para ver al filial.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios