FC Barcelona

Elecciones en el Barça: La pandemia, Filomena y la contrarreloj de la recogida de firmas

  • De momento, son tres los precandidatos que aseguraron haber superado ya la cifra de firmas que todos ansían: Joan Laporta, Víctor Font y Toni Freixa.

Una imagen del Camp Nou

Una imagen del Camp Nou

El último fin de semana para que los precandidatos a la presidencia del FC Barcelona sumen las 2.257 firmas necesarias para convertirse en candidatos añadió un inconveniente más a los de la pandemia y sus restricciones sanitarias: la borrasca Filomena.

De momento, son tres los precandidatos que aseguraron  haber superado ya la cifra de firmas que todos ansían: Joan Laporta, Víctor Font y Toni Freixa.

"No paro de mirar la previsión meteorológica", explicó por su parte Jordi Farré, quien la noche del viernes al sábado no pudo regresar a su casa de Taradell a causa del mal tiempo y se tuvo que quedar a dormir en un hotel de Barcelona.

"Pasaremos el corte, pero esto ya es un sufrimiento fuera de lo normal", sentenció el impulsor legal del voto de censura contra Josep Maria Bartomeu. "Falta el último empujón de los socios para que podamos cantar victoria", añadió.

Farré tiene la esperanza de que no haya problemas para que las firmas procedentes de las peñas de la Cataluña Central, que debían llegar a Barcelona el sábado, lo acaben haciendo antes de la fecha límite del lunes 11 (Joan Laporta, a las 17:00 h, será el primero en entregarlas en las oficinas del club), "cuando las carreteras cortadas se hayan vuelto a abrir".

Además, las restricciones sanitarias comportaron que la precandidatura se haya visto obligada a "suspender nueve actos desde el jueves", cuando ya tenían "los espacios y los equipos de sonido pagados". La alternativa, las vídeollamadas por Zoom, Farré dijo que "mayoritariamente atraen tan solo a público joven".

El acto común de todas las precandidaturas programado para el sábado que tuvo que suspenderse fue un torneo de petanca solidario con la participación de diferentes peñas culés que debía celebrarse en el parque de la España Industrial de Barcelona.

El sábado Víctor Font también tuvo que anular un encuentro presencial en el Baix Llobregat, pero los que no cesaron en su actividad fueron sus voluntarios encargados de transportar las firmas desde diferentes partes del territorio hasta Barcelona, una acción que la Generalitat permite a los precandidatos, igual que la apertura de las sedes en fin de semana.

La única limitación impuesta por el gobierno catalán desde que las nuevas restricciones entraron en vigor el 7 de enero es que los precandidatos no pueden hacer campaña fuera de su localidad mientras dure la limitación de movilidad municipal, que ahora está instaurada hasta el 17 de enero.

"Durante la mañana del sábado, un voluntario de Andorra transportó hasta Barcelona en su coche particular todas las firmas que los socios andorranos han dado a Víctor Font", explican fuentes de la precandidatura, que también dan por hecho que pasarán el corte.

"Salió a primera hora de la mañana, llegó aquí al mediodía y rápidamente regresó a su casa porque el tiempo amenazaba con empeorar. Personas como él son la clave del éxito", añaden.

Los integrantes de la precandidatura del empresario de Granollers están satisfechos con la recogida de firmas, la cual informan que "está siendo muy buena", pero están convencidos de que "hubiese sido mucho mejor en condiciones normales".

También se mostró optimista Emili Rousaud, quien el miércoles pidió un aplazamiento de la recogida de firmas a causa de las nuevas restricciones por la pandemia del coronavirus: "En nuestro caso, el ritmo de recogida se ha animado mucho desde el jueves. Solo el viernes conseguimos 400 firmas, y creo que pasaremos el corte".

En este sentido, Rousaud consideró que les ha ayudado "tener la sede en el barrio de Les Corts, donde viven muchos socios". Y opinó que su precandidatura "ha ido de menos a más".

Durante este sábado, el precandidato aseguró en su cuenta de Twitter que ya acumulaba más de 2.000 avales. "Seguimos pensando que el tema sanitario está perjudicando la recogida, pero por lo menos nos están permitiendo transportar las firmas y abrir las sedes en fin de semana, algo con lo que no contábamos el miércoles", argumentó.

De todas maneras, sigue pensando que "lo más sensato hubiese sido un aplazamiento de la recogida de firmas" y ve "muy complicado que se pueda votar el 24 de enero".

Otro precandidato que durante la semana pidió el aplazamiento de la recogida de apoyos, en este caso mediante un requerimiento a la junta electoral del club, fue Xavi Vilajoana. Fuentes de su equipo explicaron a EFE que "el mal tiempo de este fin de semana es la guinda del pastel a una operativa de recogida muy complicada".

Además, se quejaron de que "hasta el viernes" no supieron "si podrían abrir o no la sede electoral durante el fin de semana".

La postura de Toni Freixa respecto si debe seguir adelante el calendario marcado es atenerse a las decisiones de la junta electoral, y su equipo de trabajo dijo que la mañana del sábado (por la tarde hubo partido ante el Granada) "fue bastante movida en cuanto a las firmas recogidas a pesar del mal tiempo".

Pero también comentaron que, "aunque llegaron algunos mensajeros con firmas, el mal tiempo provocó que quedaran retenidos muchos envíos que deberían llegar antes del lunes". De todas formas, aseguran que ya tienen las firmas necesarias y que sus voluntarios "han hecho un gran trabajo".

Desde la precandidatura de Joan Laporta también aprovecharon la mañana del sábado para hacer un penúltimo tirón antes de la entrega de las firmas del lunes, que anuncian que superarán.

"Para este fin de semana teníamos previsto hacer salidas fuera de Barcelona, pero ya las descartamos hace unos días por las restricciones. Lo que hemos hecho ha sido recorrer ocho puntos de Barcelona con nuestra furgoneta móvil entre el viernes y el sábado para recoger firmas a mano", explican desde la precandidatura.

"Es evidente que el contexto es complicado, pero hemos pensado, le hemos dado vueltas a las cosas y nos hemos adaptado", añaden. En todo momento Laporta se ha mostrado partidario de mantener el calendario electoral.

En cambio, Lluís Fernández Alà, igual que Rousaud y Vilajoana, durante la semana se mostró a favor de aplazar la recogida de firmas. "Estamos luchando como jabatos contra los condicionantes de la pandemia y el mal tiempo. Nuestros voluntarios están teniendo problemas para desplazarse. Es horroroso, todo esto nos está dificultando muchísimo la recogida", admitió.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios