Deportes

La necesaria redención de Reyes en su irregular regreso

  • Los problemas físicos han lastrado al utrerano, que marcó el sábado su primer gol esta Liga

Reyes marcó el sábado su primer gol desde que regresara al Sevilla en enero, el primero de esta Liga. El utrerano despertó una enorme ilusión cuando fue presentado, en un guiño del departamento de marketing del club, el 6 de enero ante unos 6.000 aficionados en el Ramón Sánchez-Pizjuán. Sin embargo, esa enorme expectación se transformó en decepción y el futbolista incluso ha tenido que escuchar pitos en más de un partido, aunque muchos de los que se oyeron el día del derbi también iban dedicados a la decisión de Míchel de quitarlo para darle entrada a Rakitic. Sea como fuere, lo cierto es que la tremenda expectación que levantó su vuelta se fue diluyendo, entre resultados negativos del equipo y un rendimiento que fue decreciendo conforme el desgaste hizo mella en él. Tal es así que Reyes marcó el sábado el único gol que ha conseguido esta Liga, el primero de su esperadísimo regreso a Nervión.

Reyes se reestrenó con el Sevilla en Vallecas y jugó de forma consecutiva 14 jornadas más un partido de Copa con el Valencia hasta que se rompió el aductor. Su tocado físico, después de un inicio de temporada marcado por sus desavenencias con Gregorio Manzano y las consiguientes distracciones para su preparación antes de volver a Sevilla, dijo basta. Aun así, tuvo tiempo de reaparecer el día del Levante y desde entonces ha vuelta a jugar con regularidad, como titular o suplente. En total, acumula 31 partidos de Liga, con el escaso bagaje de un tanto, aunque en el Atlético sólo jugó cuatro ratos en dos meses, pues se pasó casi inédito noviembre y diciembre, cuando la ruptura con Manzano era total.

En el extraño bajo rendimiento de Reyes, quien desde que se asentara en Primera con el Sevilla sólo presenta peores números en cuanto a goles en la campaña 07-08, la primera con el Atlético, tienen mucho que ver los vaivenes físicos de un futbolista que necesita estar centrado para rendir a un alto nivel. Y ése es su reto para el próximo curso, después de la necesaria redención de su gol con el Rayo, un tanto que debe reconciliarlo con ese sector que ha criticado su falta de implicación en su regreso al Sevilla.

Sea quien sea el nuevo entrenador del equipo blanquirrojo el curso próximo, una de sus misiones debe ser recuperar el mejor nivel de un futbolista que, en plena madurez profesional, tiene muchísimo que decir desde el terreno de juego, como demuestra la extraordinaria visión de juego que evidenció en el Bernabéu o en el mismo pase a Jesús Navas que originó el gol de Kanoute ante el Rayo. El sevillismo, tras la marcha del legendario ídolo, necesita referencias con las que identificarse y Reyes está llamado a ser una de ellas. No puede quedar en nada la ilusión tremenda de su regreso y en su mano también está empezar de cero, con una buena preparación inicial, para ser el Reyes desequilibrante que debe ser.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios