REAL JAÉN-REAL BETIS (0-1)

El rescate de Sergio García

  • Un gol del punta catalán, tras una gran jugada de Emana, le permite al Betis adjudicarse el Trofeo del Olivo frente al Jaén · El triunfo no oculta el flojo partido del cuadro verdiblanco, que no termina de carburar

Comentarios 5

Las sensaciones que trasmite el Betis, a poco para el inicio de la temporada, no son muy positivas. La principal conclusión que se pudo sacar del tedioso encuentro frente al Jaén fue ver las ganas que mostraron Sergio García y Emana cuando saltaron al campo en la segunda parte. Una buena combinación entre ambos le permitió al cuadro heliopolitano adjudicarse la XXIX Trofeo del Olivo. Pese a todo, mucho trabajo tiene aún por delante Antonio Tapia para que su equipo llegue al duelo ante el Córdoba en las mejores condiciones.  

El compromiso comenzó con un ritmo de juego elevado, aunque ninguno de los dos equipos se hizo con el control del esférico debido a las continuas imprecisiones en el pase. Aun así, en el minuto 3 llegó la primera ocasión para el Jaén, pero Toledo no aprovechó una indecisión entre Odonkor y Carlos García para batir a Goitia. La respuesta del cuadro verdiblanco llegó cuatro minutos después. Juanma realizó una buena internada por la banda izquierda para dejarle el balón a Rodri, cuyo remate, entrando desde atrás, se marchó desviado.

Con el paso de los minutos, el Betis logró hacerse con la manija del balón, aunque la dupla formada en la medular por Juande y Sunny no terminó de imponerse por la presión del rival en esa zona. Eso provocó que el equipo de Antonio Tapia tuviera que abusar de los pases en largo para conectar con los jugadores de la parcela ofensiva. Así, un disparo de Pavone desde la frontal estuvo cerca de sorprender a Tejera. El delantero argentino fue el referente de un Betis que, pese a no llegar con demasiado peligro a la portería local, basó su juego ofensivo en la movilidad de Rodri y en las internadas de Odonkor.

Al filo de la media hora, el partido cayó en el tedio y las ocasiones claras escasearon en ambas porterías. El Jaén se mostró más voluntarioso, mientras que los verdiblancos no terminaron de adueñarse del centro del campo. En los minutos finales de la primera parte, fue el Betis el que más apretó en busca de un tanto que le permitiera adelantarse en el marcador. Así, en el minuto 40, un remate de Pavone a la media vuelta, tras recibir de Damià, estuvo cerca de sorprender al meta local, pero el balón se marchó por encima del larguero. La última ocasión antes del descanso fue para el Jaén, pero el disparo de Esparza se marchó muy desviado.

En la reanudación, el Jaén salió volcado al ataque con el fin de soprender a su rival. Así, en el 53, Fernando estuvo cerca de adelantar a su equipo, pero su disparo se marchó fuera. El equipo blanco siguió dominando gracias a Fran Machado, cuyos pases en profundidad pusieron en apuros, en más de una ocasión, a la zaga bética.

Pese al ímpetu inicial del cuadro jiennense, los visitantes espabilaron. En una buena jugada de Odonkor, en el 64, pudo estar el 0-1, pero su centro no fue aprovechado por Pavone. La entrada de Emana, Capi y Arzu dotó de un mayor poder verdiblanco tanto en la medular como en el ataque. El camerunés, en el 76, se sacó de la chistera un potente lanzamiento desde fuera del área que fue desviado a córner por Ramón cuando pareció que el esférico iba acabar alojándose en la portería de Tejera.

El Jaén contestó con un potente disparo de Fran Machado, en el 84, que  casi sorprendió a Goitia. Fueron los minutos de mayor ritmo de un partido que hasta el momento apenas tuvo ocasiones muy claras. De ahí hasta el final la tónica del partido no cambió,  volviendo a aparecer los fallos en las entregas de la primera parte. Sólo un destello de calidad podía desequilibrar la contienda. Y así fue. Un magistral contragolpe de Emana, que se marchó de varios rivales, fue culminado por Sergio García, que logró batir con mucha frialdad al cancerbero jiennense. El tanto supuso un jarro de agua fría para un contricante  que vio cómo en el último momento se le escapó su trofeo.

Al final, triunfo por la mínima de un Betis que ofreció muy poco. La calidad de hombres como Sergio García y Emana, una vez más, fue determinante para que el cuadro verdiblanco acabara ganando el encuentro ante un contricante que dio la cara en todo momento.   

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios