Dopaje

La sospecha sobre Astarloa, suficiente

El equipo Milram reaccionó a la más mínima sospecha y anunció la expulsión del ciclista español Igor Astarloa, campeón del mundo en 2003, por un presunto caso de dopaje. "Es cierto, ha recibido una carta en la que se le informa de que no volverá a correr para nosotros. El no está de acuerdo y por lo tanto, todo está ahora en manos de los abogados", dijo el gerente general del equipo, Gerry van Gerwen.

De esta manera, Van Gerwen confirmó la información divulgada poco antes por el portal alemán Focus online, según la cual existen "sospechas fundadas" que hacen suponer que Astarloa está involucrado en un caso de dopaje. Astarloa, de 32 años, abandonó el actual Giro de Italia al no presentarse en la segunda etapa. "Pero no fueron problemas estomacales, como informó el equipo. La verdadera causa del abandono fueron índices alarmantes en la sangre", afirma el portal.

Van Gerwen se apuró en aclarar que "no existe un caso positivo" de dopaje, por lo menos de momento. Se excusó de ofrecer detalles sobre qué era "lo alarmante" en el análisis de sangre del corredor. El caso podría estar relacionado con los análisis que se están realizando para los novedosos pasaportes sanguíneos requeridos por la UCI, en los que se establecen los parámetros básicos. Astarloa dejó de figurar en las listas de la UCI como integrante de Milram. El español es el segundo ciclista que Milram expulsa de sus filas en el último mes. Igual suerte corrió Alessandro Petacchi.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios