Las claves del día Suscríbete a nuestra 'newsletter' y recíbela cada mañana de lunes a viernes

melanie serrano Jugadora del FC Barcelona

Con la vista puesta en Canadá 2015

Siendo una niña, Melanie Serrano recorría las calles de la pequeña localidad sevillana de Marismillas con el balón en los pies. Siempre sintió debilidad por el fútbol, de ahí que no se lo pensara dos veces antes de inscribirse en el equipo del pueblo, por supuesto repleto de niños. Con 12 años se marchó al CD Cantely y la temporada siguiente defendió los colores del Dos Hermanas. Su traslado a Blanes, en Gerona, le abrió las puertas al FC Barcelona. Melanie contaba entonces 14 primaveras y no podía ni imaginar la gran oportunidad que se le presentaría en sólo unos meses. Ser una de las artífices de la histórica clasificación de la selección española para el Mundial de Canadá 2015 tampoco entraba en sus planes.

"Primero estuve en el equipo de Blanes. Poco después hice las pruebas de fútbol siete para jugar en las categorías inferiores de la selección catalana. A raíz de eso el Barça se fijó en mí, me llamó y hasta hoy", explica la jugadora de 25 años, agradecida por formar parte de uno de los clubes más potentes de la Liga española. Sólo echa de menos algo más de calor en la grada: "La ciudad deportiva está a las afueras de Barcelona, así que los aficionados sólo pueden ir a vernos en coche o en tranvía y eso los tira un poco para atrás".

Donde siempre halla el cariño y el apoyo que en ocasiones echa en falta en la Ciudad Condal es en su tierra, a la que acude cada vez que el Barcelona se mide ante el Sevilla femenino. "Esos partidos los vivo de forma muy especial, porque estoy en casa y mi familia y amigos van a verme. Además me encuentro con antiguas compañeras del Dos Hermanas o de otros equipos", apunta.

La joven defensa asegura sentirse muy cómoda en la banda izquierda: "En mis inicios jugué de mediocentro, tanto en los equipos de chicos como en el Blanes. Pero al llegar al Barcelona me colocaron en el lateral zurdo porque les faltaban chicas en esa posición. Durante un tiempo fui también extremo izquierdo, aunque en las últimas temporadas me han vuelto a retrasar. Pero mientras esté en esa banda puedo dar lo mejor de mí".

Precisamente eso, su máximo nivel, intentará dar Melanie en la próxima cita mundialista, para lo que espera formar parte de la convocatoria del seleccionador nacional, Ignacio Quereda. "Cuando supimos que estaríamos en Canadá no nos los podíamos creer. Fue un sueño hecho realidad y yo tuve la suerte de participar en él y vivirlo en el campo", explica la sevillana, que rememora con entusiasmo aquel 14 de septiembre en el que ganaron a Rumanía por 0-2 y festejaron el haber sumado 22 de 24 puntos posibles en una exigente fase de clasificación.

Serrano asegura estar preparada para tan importante debut, al tiempo que avisa que tanto ellas como sus compañeras no irán a Canadá de vacaciones: "Pelearemos hasta el último partido porque todas somos muy competitivas y queremos dar la sorpresa enfrentándonos a selecciones fuertes. Formamos un bloque muy unido y esperamos que buena parte del grupo se mantenga. Sería lo ideal, pero es el seleccionador el que decide. De nosotras depende rendir bien para entrar en la lista".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios