Diario de Sevilla En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Análisis de la EPA del cuarto trimestre

Andalucía evoluciona peor que España en 2019 en bajada del paro y creación de empleo

  • La región suma 45.700 ocupados, lejos de los 60.000 que preveía la Junta

Oficina del Servicio Andaluz de Empleo Oficina del Servicio Andaluz de Empleo

Oficina del Servicio Andaluz de Empleo

Andalucía evolucionó peor que España en cuanto a paro y ocupación en 2019, o al menos eso es lo que se deduce de los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) del Instituto Nacional de Estadística (INE) correspondientes al cuarto trimestre.

El términos porcentuales Andalucía eleva el empleo un 1,48% y España lo hace un 3,4%

Así, la región redujo el desempleo en 10.400 personas, hasta 823.900, una cifra que es la peor desde 2013 (último año en el que subió el paro) y sumó 45.700 ocupados más, hasta 3.136.000, el ritmo más bajo desde 2016 y la segunda menor alza de todos los años de la recuperación. Además, esta cifra es significativamente menor que los 60.000 nuevos empleos que había previsto la Junta en sus presupuestos de 2019. En porcentaje, el desempleo se reduce un 1,26%, frente al 2,06% nacional, y la ocupación se eleva un 1,48%, lejos del 3,4% de media en toda España.

Grandes diferencias provinciales

Todo ello ocurre en un contexto de evolución muy desigual entre provincias. Así, ya hay dos provincias donde se destruye empleo, Jaén y, sorprendentemente, Málaga, que había sido estos años el motor laboral andaluz y empieza a dar signos de agotamiento. Y sube el desempleo en cuatro: Almería, Córdoba, Huelva y de nuevo Málaga.

La construcción destruye empleo

Por sectores, también hay uno que ya destruye puestos de trabajo: la construcción, con 5.900 empleos menos que en 2018 (ese año generó unos 40.000 empleos). El resto aún continúa con una evolución positiva, aunque, con la excepción de la agricultura, peor que la de 2018. Así, la industria apenas crea unos 4.000 puestos de trabajo cuando propició unos 30.000 y los servicios pasan de aportar 70.000 nuevos empleados en 2018 a 'sólo' 30.000 en 2018. Sólo el sector primario da signos de mayor fortaleza, ya que en 2018 perdió ocupados y ahora recupera unos 12.000.

Más indefinidos (pero sólo en el sector público)

¿Qué tipo de empleo es el que se ha creado en 2019? Por encima de todo, es femenino: en 2019, hay 47.900 personas empleadas más mujeres más, y 2.100 empleados masculinos menos. Es difícil encontrar una razón para esta evolución, pero el retroceso de la construcción y la incorporación de 15.000 mujeres al sector público (con una salida similar de hombres) influyen evidentemente en ello.

El empleo creado es, también, privado: el sector público incluso reduce ocupados (algo menos de 1.000) por la mencionada salida de hombres. Y, aunque suene paradójico, es también indefinido: 25.000 asalariados más con contrato fijo y 10.000 más temporales. Eso sí, el sector privado destruye empleo indefinido (46.000), por lo que el mencionado ascenso de la contratación indefinida se debe a la consolidación de contratos temporales en el sector público.

Buen cuarto trimestre, pero insuficiente

Durante el tercer trimestre, por otro lado, Andalucía sumó 35.100 empleos más y redujo el paro en 41.900, cifras algo peores que las del año pasado, pero que no dejan de ser buenas. Eso sí, insuficientes para frenar la clara ralentización.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios