Economía

El BCE se planteará en su próxima reunión la reducción de los estímulos

  • La inflación está muy cercana ya al 2%, el objetivo marcado en un principio por el banco

Mario Draghi, presidente del BCE. Mario Draghi, presidente del BCE.

Mario Draghi, presidente del BCE. / archivo

La tasa de inflación de la Eurozona ofrece cada vez más síntomas de estar aproximándose al objetivo de estabilidad de precios del Banco Central Europeo (BCE), ligeramente por debajo del 2%, según indicó ayer el economista jefe del banco central, Peter Praet, quien apuntó que el Consejo de Gobierno de la entidad debatirá la próxima semana, el 14 de junio, sobre si se dan las condiciones para una gradual retirada de su programa de compras.

La cotización del euro frente al billete verde recibió ayer las palabras de Praet con un significativo repunte, alcanzando los 1,1770 dólares, su mejor cruce frente al dólar desde el pasado 23 de mayo. "Las señales que muestran la convergencia de la inflación hacia nuestra meta han ido mejorando", destacó Praet durante su intervención en un evento celebrado en Berlín. Añadió que la fortaleza subyacente de la economía de la zona euro y el alza de los salarios "respaldan la confianza del BCE en que la inflación alcanzarán un nivel inferior, pero cercano al 2% en el medio plazo".

El encuentro será el 14 de junio en Riga y en él estará ya Luis de Guindos

El economista jefe del BCE destacó las crecientes evidencias de que la buena situación del mercado laboral se está traduciendo en alzas salariales, con un incremento medio del 1,9% de los salarios negociados en la Eurozona en el primer trimestre de 2018, frente al 1,6% del cuarto trimestre de 2017.

Praet recordó los tres criterios que han marcado la aproximación del BCE a la evolución de la inflación -convergencia, confianza y resiliencia- y añadió que "la disminución de las expectativas del mercado sobre una expansión considerable del programa de compras ha venido acompañada de unas expectativas de inflación consistentes con el objetivo".

Apuntó, por tanto, que el Consejo de Gobierno del BCE, que se reunirá la semana que viene en Riga (Letonia) "tendrá que evaluar si el progreso hasta el momento ha sido suficiente para justificar una retirada gradual de las compras".

La reunión de la próxima semana del Consejo de Gobierno del BCE en la capital letona supondrá también la presentación pública de Luis de Guindos como nuevo vicepresidente de la institución. El español comparecerá en la habitual rueda de prensa que ofrece el presidente del BCE, Mario Draghi, a las 14.30, después de conocerse las decisiones sobre política monetaria adoptadas en el Consejo.

La tasa de inflación interanual de la zona euro se situó en mayo en el 1,9%, frente al 1,2% del mes anterior, lo que representa el mayor incremento de los precios desde abril de 2017 como consecuencia del fuerte repunte de la energía y los servicios.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios