Economía

El Banco de España ve optimistas los Presupuestos e inadecuada la fiscalidad

  • Hernández de Cos se muestra crítico con la subida de los salarios públicos y de pensiones porque triplicarán el IPC

Pablo Hernández de Cos, gobernador del Banco de España, comparece ante el Congreso. Pablo Hernández  de Cos, gobernador del Banco de España, comparece ante el Congreso.

Pablo Hernández de Cos, gobernador del Banco de España, comparece ante el Congreso. / Fernando Alvarado · Efe

El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, considera optimistas las previsiones que contemplan los Presupuestos Generales de 2021 y cree que el PIB crecerá menos de lo estimado, al tiempo que ve inadecuadas al momento actual las subidas de impuestos, del salario de los funcionarios y de las pensiones.

El gobernador, que ha sido el primero en abrir las comparecencias de altos cargos ministeriales y de organismos públicos en la Comisión de Presupuestos del Congreso, ha incidido en que ante la actual incertidumbre económica y la evolución de la pandemia y con unas finanzas públicas "muy dañadas" por las medidas anticovid no es el momento de subir determinados impuestos que podrían repercutir negativamente en el crecimiento de las empresas.

En el mismo sentido, ha añadido que también deberían haber sido más prudentes las subidas del 0,9% del salario de los empleados públicos y de las pensiones, ya que el IPC en 2020 -según la previsión del Banco de España- podría cerrar en el -0,3%.

"Si me preguntan si este es el momento adecuado de recuperar el poder adquisitivo, creo que no", ha dicho en referencia a la pérdida que han tenido tanto los funcionarios como los pensionistas por la anterior crisis económica y por la implantación del índice de revalorización del 0,25% de la pensión.

Ha considerado que los aumentos deberían haber sido "más focalizados", por ejemplo para el personal sanitario y sobre las pensiones ha alertado de que volver a indexarlas al IPC como recomienda el Pacto de Toledo supondrá un gasto de unos 30.000 millones de euros en 2050.

Lo cierto es que ha avanzado que los actuales rebrotes de la pandemia y la expectativa de una peor evolución hará que la economía crezca menos de lo esperado en 2020 y también en 2021.

Hernández de Cos sitúa las previsiones económicas en el escenario menos favorable que había estimado en septiembre y que situaba la caída del PIB en el 12,6% este año.

También considera que la tasa de paro aumentará muy significativamente tanto en 2020 como en 2021 y que -según su estimación más negativa- se situará por encima del 20%.

El gobernador cree que el cuadro macroeconómico que acompaña el Presupuesto para 2021 se desvía a la baja en torno al PIB, ya que lo sitúa en un crecimiento del 7,2% y al alza en cuanto al déficit y al paro, que estima en el 7,7% del PIB y en una tasa del 16,9%, respectivamente.

"Existe un riesgo significativo de que el déficit público supere el año próximo su nivel de referencia del 7,7% del PIB", ha avisado, toda vez que el escenario más desfavorable del Banco de España lo sitúa en el 8% del PIB.

Vaticina una década de ajustes para corregir el déficit estructural que habrá tras la pandemia

Ha avisado de que será necesaria una década de ajustes para corregir el déficit estructural -que no tiene en cuenta el ciclo económico- que tendrá España al final de la pandemia.

Y en cuanto a la ratio de deuda pública señala que repuntaría al entorno del 128,7% del PIB en 2021, aunque no ha descartado que pueda rozar el 130% del PIB los próximos quince años si no se adoptan medidas.

El gobernador también cree que hubiera sido "preferible" retrasar la subida de algunos impuestos hasta que la recuperación económica fuera más robusta, en referencia a las alzas tributarias, que van desde el IRPF para rentas altas al diésel.

Y sobre las tasas digital y financiera cree que hubiera sido más adecuado implantarlas en consonancia con el entorno europeo.

Por el lado del gasto, el gobernador ve posibles desviaciones al alza en las partidas vinculadas a la sanidad o a los ERTE, al igual que las destinadas a prestaciones por desempleo.

No obstante, Hernández de Cos ha remarcado que en sus últimas previsiones no se había tenido en cuenta el impacto de los fondos europeos de reconstrucción y ha mantenido cierto optimismo de que puedan amortiguar las desviaciones, aunque ha incidido en que el impacto que asume el proyecto de Presupuestos "parece optimista a la luz de la evidencia histórica y empírica".

Y es que la capacidad de absorción de la economía española para movilizar fondos vinculados a programas europeos nunca ha alcanzado una tasa del 80%.

En este sentido aboga por que los proyectos sean de calidad para su plena ejecución y por generar confianza en cuanto al cumplimiento de una consolidación fiscal a medio plazo.

Ha planteado la necesidad de alcanzar ya un "acuerdo sobre la pauta de consolidación" a nivel político y ha detallado que la "minuciosa" estrategia de reducción del déficit debería apoyarse en las recomendaciones de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) derivadas de su revisión del gasto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios