Economía

CCOO y UGT piden ser parte de la solución de Abengoa y no "escuchantes"

  • Los sindicatos reclaman una "comunicación fluida", que se garanticen las nóminas, el pago a proveedores y la repesca de trabajadores

Comentarios 1

Los sindicatos CCOO y UGT en Andalucía reclamaron ayer a la dirección de Abengoa una "comunicación fluida" para poder ser "parte de la solución" en la situación en la que se encuentra la compañía y "no sólo escuchantes".

Fuentes sindicales señalaron que la petición ha ido dirigida especialmente a lo relacionado con la cobertura de las nóminas de los trabajadores, el pago a proveedores del que "miles de trabajadores" de empresas auxiliares dependen, las desinversiones anunciadas en bioenergía, y el empleo y las condiciones laborales en general.

En cuanto al pago de las nóminas señalaron que se necesitan soluciones estructurales y dejar de "dar patadas hacia delante a la pelota", mientras que en el asunto de las desinversiones reclamaron que la subrogación de los trabajadores sea un elemento que se incluya en estas operaciones. Además, apuntaron la conveniencia de articular un mecanismos para recuperar el conocimiento perdido ante la "sangría" del empleo vivida en la compañía en este proceso de reestructuración.

Asimismo, precisaron que la "falta de liquidez" en la empresa sigue existiendo, de manera que "la nómina de abril no está cerrada", por lo que instaron a no optar por microcréditos sino por "una cuantía que le posibilite volver a la senda de la normalidad".

La empresa ha sellado el acuerdo de reestructuración con el 75% de sus acreedores. A finales de marzo, Abengoa informaba de que su solicitud de la homologación del contrato de standstill o prórroga en el proceso de negociación de su reestructuración financiera para evitar la declaración del concurso contaba con el apoyo del 75,04% de los acreedores, superando la mayoría requerida por la ley, del 60%.

Para el 28 de marzo, fecha fijada para la finalización de la fase de preconcurso, Abengoa ya tenía cerrado un acuerdo con bancos y bonistas tenedores de cerca del 40% de la deuda y había logrado en los últimos días que este porcentaje se elevara al 60%.

La compañía deberá a partir de ahora reunir una masa acreedora superior al 75% para lograr que prospere el acuerdo de reestructuración de sus cerca de 9.000 millones de euros de deuda, que ya cuenta con el apoyo expreso de importantes fondos de inversión y que dejará reducida al 5% la participación de los actuales accionistas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios