Economía

El FMI advierte del riesgo de vincular las pensiones al IPC

  • Pide elevar las cotizaciones y vincular la edad de jubilación con la esperanza de vida para evitar un impacto negativo del 3 ó del 4% en el PIB en 2050.

  • El organismo reduce una décima el crecimiento de España en 2018, hasta el 27,7%.

Comentarios 9

El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha alertado de que el ciclo de recuperación económica en España está "llegando a su madurez", por lo que ha rebajado en una décima la previsión de crecimiento para España en 2018, hasta el 2,7%, en línea con la estimación del Gobierno, al mismo tiempo que ha recomendado que se realice un "ajuste fiscal estructural" y que se preserve "el espíritu de las reformas del mercado de trabajo".

"España ha continuado recuperando el terreno perdido durante la crisis con un crecimiento económico que ha generado abundante empleo gracias a las reformas pasadas. Pero el ciclo económico está llegando a su madurez y varios riesgos a la baja ensombrecen el panorama a medio plazo", subraya el FMI.

Los técnicos del FMI que han visitado España en el marco de su revisión anual de la economía, conocida como Artículo IV, han mantenido la estimación de crecimiento para 2019 en el 2,2%. "La economía mantiene un tono fuerte pero ha superado ya su pico cíclico", ha indicado el organismo presidido por Christine Lagarde.

No obstante, el organismo ha advertido de que actualizar las pensiones de acuerdo con el IPC, tal y como ha recomendado el Pacto de Toledo, podría hacer "peligrar la sostenibilidad financiera" del sistema público de pensiones, y afirma que esta medida 'ad hoc' no puede llevarse a cabo si no forma parte de un paquete de reformas "integral".

Los técnicos del FMI, que han visitado España en el marco de su revisión anual de la economía, conocida como 'Artículo IV', alertan de que esta recomendación del Pacto de Toledo "no debería traducirse en medidas legislativas que no formen parte de un paquete integral. Un ajuste 'ad hoc' de las prestaciones podría hacer peligrar la sostenibilidad financiera del sistema", advierten.

En concreto, el organismo internacional calcula que vincular la revalorización de las pensiones a la inflación de forma permanente añadiría un coste aproximado de entre un 3% y un 4% del PIB al desembolso por pensiones de aquí a 2050, según las previsiones demográficas y macroeconómicas actuales.

Según el FMI, un aumento "de tal magnitud" en el gasto estructural ha de verse "contrarrestado" por otras medidas estructurales y cita, entre ellas, el incremento de la cotización mínima para los trabajadores autónomos y de los ingresos máximos sujetos a cotización, así como vincular directamente la edad legal de jubilación a laesperanza de vida. "Hace falta un paquete de medidas en materia de pensiones que sea sostenible e integral para aliviar las tensiones que aquejan al sistema", reitera. 

Reducción de las pensiones futuras

Asimismo, advierte de que a menos que exista una "correspondencia plena" entre el aumento de ingresos y el gasto adicional previsto, no podrá evitarse una "futura reducción" de las pensiones, aunque sea "moderada", por lo que pide al Gobierno "transparencia" a fin de que los futuros jubilados puedan tomar decisiones informadas sobre su vida laboral y sus ahorros.

El FMI añade que de cara al futuro, el envejecimiento de la población implica que el sistema de pensiones se enfrentará al reto de que menos cotizantes tendrán que financiar a un número creciente de jubilados. "Las reformas pasadas respondieron con medidas apropiadas desde el punto de vista financiero para aliviar la presión sobre el sistema de pensiones, pero la reducción esperada en las prestaciones futuras ha puesto en tela de juicio la aceptabilidad social de las reformas", admite. 

"La sociedad española se encuentra en una situación desafiante, al igual que cualquier otra con una sociedad envejecida en la que menos contribuyentes financian a más pensionistas", ha asegurado la jefa de la misión para España del FMI, Andrea Schaechter en una rueda de prensa en la que ha presentado las conclusiones de su revisión anual de la economía española.

En este sentido, Schaechter ha subrayado que las discusiones del organismo internacional con el Gobierno se han centrado en tres riesgos: la deuda, el empleo y la menor productividad, por lo que cualquier reforma del sistema de pensiones tendría que tener en cuenta esos retos.

"Es crítico lograr medidas estructurales para asegurar las pensiones durante décadas", ha indicado, tras recomendar al Gobierno que cualquier reforma tendría que tener en cuenta tanto los ingresos como los gastos.

Así, el FMI ha detallado que todavía hay espacio para hacer más ajustes, como elevando las contribuciones de los autónomos o incluso tener en cuenta una subida de la edad de jubilación a largo plazo si la esperanza de vida sigue subiendo.

No obstante, Schaechter también ha asegurado que una mayor tasa de empleo, con unos trabajos de mayor calidad, significa más recursos para el sistema de pensiones, por lo que las reformas también tienen que centrarse en ese aspecto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios