Economía

Industria no aceptará un acuerdo por Opel peor que el de MagnaEl Banco de España pide a las entidades que acometan su reestructuración

  • General Motors anuncia un plan para Figueruelas similar al del fabricante austriacoLa banca podría soportar una pérdida del 40% en la cartera inmobiliaria

Tras el inesperado zarpazo de General Motors (GM) a Magna, el ministro de Industria, Miguel Sebastián, dijo ayer que cualquier acuerdo que se logre sobre el futuro de la planta de Opel en Figueruelas (Zaragoza) no podrá ser peor al alcanzado con la empresa austríaco canadiense Magna, porque "no vamos a volver a la casilla de salida". La propia multinacional del motor intentó tranquilizar los ánimos al afirmar que el plan para la fábrica española será muy similar al previsto inicialmente por Magna.

Mientras el comité de empresa de Opel en Alemania ha convocado para hoy huelgas que se extenderán posteriormente por Europa mañana y el lunes, los sindicatos de Figueruelas esperan conocer cuanto antes el nuevo plan industrial para la factoría antes de adoptar medidas de presión.

La Comisión Europea expresó su deseo de que el nuevo plan reestructuración para Opel sea "sólido" y garantice "empleos duraderos", y advirtió que verificará la compatibilidad de cualquier ayuda que los estados de la UE pudieran conceder.

El Banco de España instó ayer a las entidades financieras españolas a racionalizar sus costes operativos y mejorar su gestión mediante procesos de reestructuración para adaptarse al menor crecimiento de la actividad bancaria y de la economía.

El Informe de Estabilidad Financiera de noviembre, publicado ayer, estima que el sector financiero español podría hacer frente a una pérdida en la cartera inmobiliaria del 40% con los márgenes de explotación acumulados entre 2009 y 2011. El Banco de España cree que el sistema podrá afrontar a una tasa de impago tres veces superior registrada en 1993 para el sector inmobiliario.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios