Economía

Málaga y Cádiz crean en mayo seis de cada diez nuevos empleos en Andalucía

  • El mes pasado deja 30.247 afiliados más, la mejor cifra desde 2004, pero 'sólo' 13.001 desempleados menos

  • La fuerte generación de puestos de trabajo no se traduce en una reducción similar del desempleo

Andalucía ha registrado en mayo una evolución aparentemente paradójica. Igual que en el resto de España, el paro baja y la afiliación a la Seguridad Social sube, aunque en menor medida que la media en términos porcentuales. Ambos indicadores se comportan, dentro de lo positivo, de manera diferente. Así, la región generó 30.247 puestos de trabajo el pasado mes de mayo pero, en cambio, el desempleo sólo se redujo en 13.001. En el cómputo anual, entre mayo de 2017 y mayo de 2018, tres cuartos de lo mismo: el paro baja en 28.767 y el número de cotizantes se eleva en 90.410. El año pasado, por estas fechas, no había tanta distancia: 115.953 desempleados menos y 132.131 afiliados entre mayo de 2016 y mayo de 2017.

Nos encontramos con datos tan llamativos como que la bajada del paro en mayo es la mitad de la de 2017 y 2016 y el alza de la afiliación es la mayor de la serie histórica, que comienza en 2004. ¿Qué pasa? ¿Por qué ocurre este fenómeno? Hay varias causas. Por ejemplo, muchos de los que se apuntan al paro no han dejado su trabajo, sino que estaban en la inactividad. La expectativa de encontrar un empleo les hace inscribirse en los servicios del SAE. Otra causa -la más probable en este caso- es que la afiliación se mide como media del mes mientras que el desempleo contabiliza sólo el último día. Eso produce situaciones como la del mes de mayo en la provincia de Huelva. Crea 6.102 empleos y, sin embargo, el paro sube en 472 personas. Es algo bastante loco, que tiene una explicación: durante el mes ha sido contratada mucha gente -presumiblemente en la fresa- y antes de que éste acabe se han ido muchos también al paro. Al final, casi lo comido por lo servido.

En cualquier caso, lo importante es que, pese a la desaceleración, la tendencia positiva continúa y ahora provincias como Málaga y Cádiz toman el relevo de las agrarias Jaén, Córdoba y Almería, que este año no han tenido su mejor campaña, y en el último caso hasta destruye empleo en mayo. Entre Cádiz y Málaga concentran el 64% del empleo nuevo en Andalucía y también del descenso del paro en mayo.

Por sectores de actividad, la hostelería acapara más de un tercio del empleo nuevo (11.135), mientras que la construcción se coloca a la zaga como segundo sector que más afiliados suma al sistema, con algo menos de 6.000; después siguen la estela los servicios administrativos, con 2.200, y la industria, con 1.700. La región también suma más de 3.000 nuevos autónomos, una tipología que no deja de crecer en los últimos meses.

A nivel nacional, la Seguridad Social ganó 237.207 afiliados de media durante el mes de mayo (1,27% más), el mayor incremento en ese mes de la serie histórica, y alcanzó los 18.915.668 ocupados, un dato no contabilizado desde noviembre de 2008.

El desempleo se redujo hasta los 3.252.130 personas, la cifra más baja desde diciembre de 2008, al salir de las listas del paro 83.738 personas, contabilizando así la menor reducción en un mes de mayo desde 2012.

Respecto a mayo del año pasado, la Seguridad Social ganó una media de 570.254 ocupados más (3,11% más), mientras que se registraron 208.998 desempleados menos. El incremento del empleo se centró en el régimen general, con 223.133 afiliados más durante mayo, hasta los 15.586.623 ocupados, gracias al impulso registrado en la hostelería (74.642 nuevos afiliados) y las actividades administrativas y servicios auxiliares (22.047 más).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios