Economía

El OEA prevé que Andalucía crezca en 2018 igual que España, un 2,7%

  • Francisco Ferraro avisa de que los “vientos de cola” que favorecían la economía “van desapareciendo”

Francisco Ferraro, Francisco Herrero y Manuel Alejandro Hidalgo, en Sevilla. Francisco Ferraro, Francisco Herrero y Manuel Alejandro Hidalgo, en Sevilla.

Francisco Ferraro, Francisco Herrero y Manuel Alejandro Hidalgo, en Sevilla. / Juan Carlos Vázquez

Comentarios 2

Pese a los síntomas de leve moderación del crecimiento, el Producto Interior Bruto de Andalucía se incrementará un 2,7% en 2018, según la previsión del panel de expertos del Observatorio Económico de Andalucía (OEA), que fue dada a conocer ayer por su presidente, Francisco Ferraro.Esta estimación basada en el Indicador Sintético de Actividad de Andalucía del OEA coincide con la previsión de crecimiento para el conjunto de España, que también se fija en el 2.7% del PIB nacional.Previamente a Ferraro, el profesor de Economía Aplicada de launiversidad Pablo de Olavide Manuel Alejandro Hidalgo explicó que el crecimiento del primer trimestre en la comunidad fue del 0,6%, un décima menos que el publicado por el Instituto Nacional de Estadística para el conjunto del Reino. Esta tasa andaluza sitúa el crecimiento interanual –de marzo a marzo– en el 2,9%, dos décimas menos que la previsión del cuatro trimestre de 2017.Hidalgo aclaró diversos factores que explican una leve moderación del crecimiento andaluz, que por ahora el Observatorio no cree preocupantes. La demanda interna tiene una papel predominante, según dijo Hidalgo, en esta dinámica de “levísima moderación, que no implica retroceso”. El consumo de las familias es, de todos los componentes, el que más explica esta pequeña caída, ya que registra en el primer trimestre de 2018 un menor crecimiento respecto al último de 2017. También señaló cierto debilitamiento en la matriculación de vehículos.Con todo, y pese al mal dato de la EPA conocido la semana pasada y en la que el mercado de trabajo sigue sin dar cifras de fortaleza que empuje el consumo de las familias, el empleo sigue evolucionando en términos positivos, dijo Hidalgo, quien agregó que el consumo de no residentes compensa en parte el que cae de las familias.Llama la atención el mal dato de licitación pública, pero corresponde a un enero que no puede compararse con mismo mes de 2017, que fue muy alto. El 4,5% en negativo que se parecía en la contratación pública no responde a una “caída estructural”. “Enero de 2017 fue extremadamente bueno y por eso al comparar hay tanta diferencia, pero la evolución de febrero y marzo indica que continúa la mejora”, explicó el profesor de laUPO.También la inversión privada mantiene el tono y con buenas expectativas a corto plazo. Así, el OEA prevé más inversiones y mayor contratación.Respecto al sector exterior, también observó entre enero y marzo crecimientos más moderados, pero en términos reales superiores en exportaciones.También la oferta sigue creciendo. La industria incrementa su actividad con un ritmo similar al del resto de España, aunque los expertos del OEA alertan de que se mantiene la debilidad en las manufacturas, pero que ésta se ve complementada por la instruai energética o extractiva.La construcción sostiene su crecimiento y los servicios se moderan al mismo ritmo que el consumo de las familias.Con este panorama en el primer trimestre de 2018, Ferraro aseguró que el Observatorio pronostica que de abril a junio el crecimiento andaluz también estará situado ente el 0,6% y el 0,7%, lo que supone una “muy suave desaceleración”.Respecto a las previsiones para el mundo, Ferraro alertó de que, aunque disminuye el riesgo de

Los expertos del Obsevatorio Económico señalan que Andalucía creció un 0,6% de enero a marzo

Corea del Norte y está estancado en Siria, surgen otros, como la tensión Irán-Israel, pero no parece que entorpecerán un crecimiento en el entorno del 3,4%.También en España se está produciendo una muy ligera desaceleración. “El consumo no tiene capacidad de crecimiento dados los salarios”, destacó Francisco Ferraro.Atendiendo a ese ritmo de crecimiento, el panel de expertos del OEA hace la previsión del 2,7%, “el mismo de España, igual que el que pronostica el Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía (IECA). Ferraro incidió en el hecho de que el año pasado, como destacó este diario el pasado 24 de marzo, la economía andaluza creció un 3%, según el IECA, mientras que, según el INE, fue de un 2,7%, una brecha de tres décimas, que es muy alta.Ferraro resaltó también que los factores hablan de una posible moderación del crecimiento, provocada por la limitación del consumo, y unas exportaciones e ingresos turisticos que también pueden moderarse.“Los vientos de cola, esos efectos externos, van desapareciendo”, dijo Ferraro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios