Firma de declaración institucional conjunta

El campo andaluz y la Junta unen fuerzas para pelear por una mejor PAC

  • Susana Díaz avisa de que la región se juega 1.700 millones de euros en la negociación del nuevo sistema de reparto de ayudas en Europa. 

  • Hay compromiso por presionar de forma conjunta al Gobierno de Pedro Sánchez para que se trate a Andalucía con justicia. 

Susana Díaz, rodeada de los responsables de las organizaciones agrarias y cooperativas que han firmado el documento. Susana Díaz, rodeada de los responsables de las organizaciones agrarias y cooperativas que han firmado el documento.

Susana Díaz, rodeada de los responsables de las organizaciones agrarias y cooperativas que han firmado el documento. / Juan Carlos Muñoz

Comentarios 2

La presidenta de la Junta, Susana Díaz, ha comenzado la primera semana laborable de septiembre con una clara declaración de intenciones de apoyo al campo andaluz. Tras meses de negociaciones, las principales asociaciones y cooperativas agrarias y el Gobierno han acordado una declaración institucional. Este documento, firmado ayer en el Palacio de San Telmo, debe servir de hoja de ruta común ante la Comisión Europea (CE) y el Ejecutivo de Pedro Sánchez.

Esta unión de Asaja, COAG, UPA y la Federación de Cooperativas Agrarias con la Junta incide especialmente en exigir a Europa que mantenga el presupuesto para las ayudas al sector. Algo que está actualmente en duda, ya que por varios motivos -el cada menos más cercano Brexit, entre ellos-, las próximas cuentas europeas dispondrán de menos dinero y, además, algunos países además quieren destinar más recursos a otros temas, como sería la inmigración.

Así, como la propia presidenta advirtió, "están en juego 1.700 millones de euros para Andalucía". Una cantidad que permite que unos 240.000 personas (el 40% son mujeres) que viven de lo que produce el campo reciban un apoyo económico en una actividad siempre necesitada de respaldo. "Hay que blindar esas ayudas", concluyó Díaz.

El temor es que Andalucía reciba menos dinero de la Política Agrícola Común (PAC) que se aplicará entre 2021 y 2027. Por eso, las organizaciones agrarias y la cooperativas quieren hacer presión junto al Gobierno andaluz. "Nos tenemos que centrar en lo que nos une y no en lo que nos separa", sentenció Ricardo Serra responsable de Asaja. 

Presionar al Gobierno central sea del color que sea

El pacto también incluye el compromiso de exigir al Gobierno central un reparto justo de la PAC, desde hoy y en los próximos años sea cual sea el partido que esté al frente. "Vamos a exigir al Gobierno de España firmeza y que no se trate a Andalucía igual que en el último reparto", aseguró Díaz. 

La queja generalizada es que el anterior Gobierno restó recursos a Andalucía para derivarlos a otras comunidades. "No queremos recortes y sorpresas", resumió la presidenta.

Finalmente, entre los objetivos de la declaración de intenciones conjunta firmada ayer, está que se creen mecanismos que eviten prácticas comerciales desleales en algunos países, con un mayor control de los precios de los productos desde Europa.

Además, se pide que la nueva PAC tenga sensibilidad y ayude a la incorporación de más jóvenes y mujeres a la economía agraria y ganadera. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios