Diario de Sevilla En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Economía

Los acreedores de Abengoa impiden que aumente su deuda en otros 50 millones

Sede de Abengoa Sede de Abengoa

Sede de Abengoa

Abengoa no podrá aumentar su deuda en otros 50 millones. Sus acreedores se lo han denegado. La compañía se lo hizo saber a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) en una comunicación de otra información relevante que remitió en la mañana de este miércoles.

El pasado 17 de febrero Abengoa anunció públicamente, en otra comunicación a la CNMV,  que no completaría la monetización parcial del arbitraje interpuesto por una de sus filiales contra España por el recorte a las primas a las renovables aplicado por el Gobierno en el pasado, tras haber recibido una oferta de financiación de hasta 50 millones de euros.

Ante la posibilidad de lograr esa liquidez sin renunciar a una parte de la indemnización que pudiese obtener del citado arbitraje, que formaría parte del paquete de garantías de esta nueva financiación, que aportarían un conjunto de inversores.

Pero toda esta operación estaba sujeta a que los acreedores financieros de Abengoa autorizasen aumentar el endeudamiento en esos 50 millones de euros, en el marco del contrato financiero suscrito como parte de la reestructuración financiera de la empresa completada en abril de 2019. Esos contratos  prevén que siempre y cuando se obtengan los consentimientos necesarios para ello, este endeudamiento financiero sería instrumentado como New Money 2 adicional, si bien tendría prioridad con respecto al resto del New Money 2 y de la línea de avales (rango super senior).

Esa autorización imprescindible ha sido denegada por los acreedores financieros, por lo que Abengoa no podrá contar con esos 50 millones de euros de liquidez. La decisión de los acreedores trunca la intención del equipo directivo de Abengoa  de no completar la operación de monetización parcial alcanzada en septiembre de 2019 con un conjunto de fondos para la venta por un importe inicial de 75 millones de una participación en este arbitraje interpuesto en la Cámara de Comercio de Estocolmo.

La denegación llega, además, en un momento extremadamente delicado, en la situación financiera y de negocio de la compañía. Abengoa no presentó antes de que terminase febrero los resultados del ejercicio e 2019. Formalmente no había “podido remitir a la Comisión Nacional del Mercado de Valores el Informe Financiero Semestral correspondiente al segundo semestre de 2019 dentro del plazo legal establecido para ello debido a que su aprobación por el Consejo de Administración requiere de un informe de experto independiente para la valoración de la participación de la Sociedad en Abengoa Abenewco 2, S.A. que no ha podido ser obtenido a tiempo”. Pero otras fuentes conocedoras de la situación aseguran que Abengoa mantiene fuertes discrepancias con su auditora, Price Waterhouse, porque en el informe de auditoría del ejercicio de 2019, señala que avala la viabilidad de la multinacional andaluza de ingeniería.

A esta grave situación se ha unido la crisis del coronavirus, que ha motivado que Abengoa solicite un ERTE para el 30% de su plantilla en España y el 15% de su trabajadores en los demás países que opera. Según el último dato publicado por la empresa, correspondiente al 30 de septiembre de 2019, en el grupo trabajaban en esa fecha, 15.250 personas, de los 2.574 lo hacen en España. Como no se conocen los datos del año 2019, completo ni actuales —Abengoa no los dio el pasado lunes al anunciar la medida laboral—, la cifra exacta de afectados por el ERTE no se conoce, aunque se estima que rondará las 800 personas en nuestro país.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios