Precios Estos son los supermercados más baratos de Sevilla

Economía

La crisis también acaba con los míticos vaqueros Lois

Tras varias regulaciones de empleo, el grupo textil valenciano Sáez Merino -fabricante de Lois, Cimarron, Caroche o Caster-, ha decidido finalmente echar el cierre porque "no puede hacer frente a sus deudas". El fabricante de los conocidos vaqueros ha iniciado los trámites para su liquidación con la presentación de la solicitud pertinente en los juzgados de lo Mercantil. La decisión dejará en la calle a 350 trabajadores entre los centros de Benaguasil (Valencia) y Daimiel (Ciudad Real). Los sindicatos estudian medidas, a la espera de una reunión con los principales directivos el próximo 14 de octubre.

Miembros de la dirección de la empresa comunicaron a los representantes de los trabajadores que han estado "aguantando" pero no pueden "hacer frente a las deudas contraídas", por lo que antes de generar más, se veían obligados a solicitar la liquidación. Por su parte, los trabajadores esperan que a la reunión acuda "el consejero delegado Vicente Sáez Merino y los directores generales, que son quienes han llevado a esta situación", ya que la reunión anterior "no fueron ni el gerente ni los directores generales, sino jefes de segundo nivel".

Tras conocer la decisión, los secretarios generales de UGT-PV y CCOO-PV, Rafael Recuenco y Joan Sifre, respectivamente, consideraron negativa la solicitud de liquidación, al tiempo que anunciaron que estudiarán qué medidas pueden adoptar. Recuenco aseveró que este hecho "constata" lo que el movimiento sindical reclamaba ya "hacía muchos años", y que "nadie escuchaba". Sifre afirmó que su organización estudiará cómo evoluciona este caso. La solicitud de liquidación supone el desenlace de un proceso iniciado en 2004.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios