Economía

Más de 300 empleos de la industria auxiliar andaluza dependen de Alestis

  • La entrada en concurso del grupo aeronáutico preocupa a empresas que llegan a tener hasta el 70% de su facturación vinculada a sus contratos · La Junta lanzará en breve líneas de financiación para ayudar al sector

La industria aeronáutica andaluza necesita respuestas. La entrada en concurso de acreedores de la joya de la corona del sector, Alestis, mantiene en alerta a buena parte del sector. Son más de una veintena de empresas, fundamentalmente de Sevilla y Cádiz, las que trabajan para el contratista de primer nivel andaluz (tier one), que fabrica piezas de aviones para gigantes mundiales como Airbus, Embraer o Boeing. Conjuntamente, el tejido industrial afectado por la falta de liquidez de la compañía factura en torno a 200 millones de euros y, lo más delicado, cuenta con más de 300 empleos ligados directamente a los contratos suscritos con Alestis.

Ante esta situación, representantes del sector y de la Federación de Empresas del Metal (Fedeme), mantuvieron ayer una reunión con la empresa para despejar las incógnitas que se ciernen sobre su futuro. El hasta ayer director general de la compañía, Diego García Galán -sustituido por Jesús Bonifacio García Argüelles, actual director de la planta de Airbus Military en Tablada (Sevilla)-, y el presidente no ejecutivo del consejo de administración de Alestis, Antonio Valverde (director general de la Agencia IDEA), fueron los encargados de recibir a los empresarios. "La reunión ha sido muy positiva, nos han explicado los problemas de financiación que han llevado a la empresa a la crisis actual y han manifestado su disposición a hacer todos los esfuerzos necesarios para salir adelante lo antes posible", indicó Carlos Jacinto, gerente de Fedeme. Esta agilidad se manifiesta en la previsión de Alestis de que, en el plazo de tres meses, podría estar listo el informe concursal, tras lo que el juez emitiría el dictamen para buscar una solución al proceso. Asimismo, indicaron a las más de veinte empresas citadas que tanto los administradores concursales como la propia Alestis se reunirá con cada una de ellas a partir de la semana que viene para valorar su situación.

Lo que más preocupa al tejido industrial andaluz es cuándo va a poder cobrar el dinero que tiene pendiente por los trabajos realizados al tier one -aunque ya ha asumido que tendrán que aceptar una quita fruto de la futura negociación en el marco del concurso de acreedores-. Y es que la cifra no es nada desdeñable. Desde Fedeme confirman que la deuda con los proveedores asciende a unos 10 millones de euros, de los que siete millones corresponden a contratos pasados y tres a otros en curso. A este montante habría que sumar 17 millones de euros más por trabajos que se acometerían entre 2012 y 2013. Teniendo en cuenta que muchas de las empresas auxiliares tienen hasta un 70% de su facturación vinculada a los paquetes de trabajo de Alestis, la cosa pinta fea.

La situacion de asfixia a la que pueden llegar ha llevado a la Junta de Andalucía, uno de los accionistas principales del grupo aeronáutico con el 20% del capital, a avanzar que lanzará líneas específicas de financiación para auxiliar al sector. "Si el proceso se alarga más de lo previsto, muchas empresas se quedarán sin oxígeno para seguir adelante y se podrían ver abocadas al cierre", indicó Jacinto. Precisamente para evitar este desenlace, el director general de la Agencia IDEA manifestó ayer a los presentes en la cita que la Junta ya trabaja en el desarrollo de instrumentos que podrían articularse en forma de préstamos o avales. En este proceso, Fedeme se ofreció a canalizar las ayudas hacia las empresas afectadas por el retraso en los pagos de Alestis. "Queremos ayudar en todo lo posible y facilitar las gestiones y el papeleo a las compañías", subrayó Jacinto. "En la salida de la crisis de Alestis debemos colaborar todos", añadió.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios