Día Mundial de la diabetes

Diabetes, ¿cómo se contrae?

  • Aunque el factor genético es fundamental, existen otras causas por las que podemos contraer la enfermedad.

Diabetes. Diabetes.

Diabetes.

Fundamentalmente, existen dos tipos de diabetes, la 1 y la 2. Mientras que la 1 es aquella en la que el cuerpo no produce insulina, la 2 es aquella en la que, a pesar de que se produzca insulina, lo hace escasamente o el cuerpo no la usa correctamente.

Los científicos piensan que la diabetes tipo 1 es causada por genes y por factores ambientales, como los virus. Difícil de prevenir, este tipo de diabetes suele aparecer en edad infantil o juvenil.

Las causas de la diabetes de tipo 2 están más claras, por lo que es posible actuar para prevenirla. Algunos de los factores más importantes son:

  • Antecedentes familiares. En este caso no se puede hacer nada, pero sí es necesario estar atentos a los síntomas y no estar expuesto a más factores.
  • El peso. Mientras más sobrepeso tenga, más resistente será su cuerpo a la insulina. 
  • Depresión. Un estado depresivo puede llevar a contraer la enfermedad. 
  • Edad. El riesgo de diabetes tipo 2 aumenta con la edad, especialmente después de los 45 años.
  • Hipertensión. La presión arterial alta es motivo de riesgo.
  • Embarazo y mujer. Ocurre solo durante el embarazo, pero muchas de las embarazadas que lo tienen, pueden desarrollar diabetes tipo 2 en el futuro. Asimismo, padecer quistes en el ovario puede ser un factor a tener en cuenta.
  • Tabaquismo y alcohol. El consumo de alcohol y tabaco aumenta el riesgo.
  • Origen étnico. Está demostrado que etnias de las islas del pacífico, de Hispanoamérica y afroamericanas están más predispuestas. 

¿Y cómo saber si tengo diabetes?

Hay que estar atentos a los síntomas, pero pueden pasar años hasta que comiencen y, por ello, la enfermedad puede pasar inadvertida. Sin embargo, hay situaciones para tener muy en cuenta.

  1. Sed y hambre intensa.
  2. A pesar de ingerir mucha comida, adelgazar.
  3. Orinar de forma intensa y a menudo.
  4. Visión borrosa
  5. Pérdida de sensibilidad y hormigueo en las extremidades.
  6. Infecciones recurrentes en vejiga, riñones y piel.

Además, existen, por ejemplo, dos sencillas pruebas para detectarla: 

La glucosa plasmática en ayunas es una prueba que mide el nivel de glucosa en la sangre en un momento concreto. esta prueba, en ocasiones, puede hacerse de forma aleatoria, sin estar en ayunas.

La A1C es un análisis de sangre que indica los niveles promedio de glucosa en la sangre (azúcar en la sangre) durante los últimos 3 meses.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios