2011 Elecciones

Silencio y reflexión en el PSOE

  • Espadas da 48 horas a su equipo para coger fuerzas y empezar el jueves a planificar su trabajo en la oposición · El partido da prioridad a analizar las causas de la derrota.

Tocaba pensar, descansar, coger el teléfono lo imprescindible o nada y liberar el estrés acumulado en los últimos meses. Las energías y los ánimos están bajo mínimos después del varapalo electoral del PSOE en la capital, tanto que alguno hasta ha enfermado con fiebre.

Juan Espadas ha dado dos días de asueto a su equipo aprovechando que la primera parte de esta semana tiene que centrarse en su dedicación de senador. Ayer se vio con ellos y dejó claro que no hay urgencia por reunirse y que lo esencial ahora es cargar las pilas. El jueves volverán a verse las caras y empezarán a planificar el trabajo intenso que tienen por delante estos cuatro años en las filas de la oposición municipal.

Hasta ahora Espadas y los 10 nombres que han salido elegidos de su lista dicen que se quedan y están dispuestos a trabajar duramente junto a su líder fiscalizando la tarea del gobierno local. Antonio Muñoz, número 6 y miembro de su potente equipo económico, desmiente los comentarios que apuntan a que se marchará. "No me voy. Era mi compromiso con Juan", declaró ayer a este periódico para zanjar el tema.

El malestar es profundo. Los socialistas pensaban que una participación más alta en las elecciones les beneficiaba y se traduciría en una victoria segura del PSOE, pero ha sucedido lo contrario. Llama la atención que no se les pasara por la cabeza que podían perder la Alcaldía sencillamente por el hartazgo con los graves errores de gestión del PSOE de Alfredo Sánchez Monteseirín en los últimos 12 años, primero con el PA y luego con IU. Espadas ha diferenciado poco su forma de gestionar respecto a Monteseirín y no ha calado en los vecinos que la gestión socialista de Espadas iba a ser más seria y formal.

Aparte de la crisis y el paro que han influido en los resultados de todo el país, los sevillanos identifican las siglas del PSOE con el despilfarro de dinero público como el de la Encarnación (más de 100 millones) y la ampliación del tranvía (con el mismo recorrido que el Metro desde el Prado a Viapol); con los 17 aparcamientos de residentes sin hacer que afectan a unos 6.000 vecinos, gran parte de los cuales pagaron 1.000 euros de fianza que no les han devuelto; con el cierre del centro a los vehículos privados por decreto sin construir antes los aparcamientos previstos, y con los 18 imputados por presunta corrupción en Mercasevilla, sociedad donde el Ayuntamiento de Sevilla participa con el 51% del accionariado.

La dirección del PSOE de Sevilla dejó ayer claro a la prensa que es hora de analizar las causas del descalabro socialista y no en pensar en elegir un nuevo dirigente provincial en primarias. El secretario general del PSOE de Sevilla, José Antonio Viera, recalcó que los culpables son la crisis y el paro y admitió que es responsable de los resultados "muy buenos en la provincia y malos en la capital". Piensa agotar su mandato hasta la primavera de 2012.

Este fin de semana, el comité federal analizará "las causas del mal resultado" en España y la semana siguiente lo hará el comité director de Sevilla. Viera celebró que el PSOE se mantiene como la primera fuerza en la provincia (36,43 % de votos) con 39 mayorías absolutas y 27 simples, frente a las siete y nueve del PP (34,52 %), y 283 ediles más que los populares, 383 más que IU y 559 más que el PA.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios