2015 Elecciones Municipales

Rajoy no está satisfecho, pero la victoria del PP es "incuestionable"

  • El presidente del PP y del Gobierno, que cree que la pérdida de votos se debe a un problema de comunicación, está abierto a hablar de pactos, siempre que respeten la lista más votada. Pide a Susana Díaz que tome la iniciativa para conseguir el apoyo del PP.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, no se plantea hacer cambios en el Partido Popular tras el retroceso electoral en los comicios municipales y autonómicos de este domingo, si bien ha realizado cierta autocrítica al admitir que tienen que ser "más próximos, cercanos y comunicar más con los españoles". Eso sí, se ha mostrado convencido de que los españoles en las generales de finales de año reconocerán "el esfuerzo" realizado. Así se ha pronunciado en una rueda de prensa en la sede del PP -la primera en Génova desde hace tres años- tras el Comité Ejecutivo de su partido, un encuentro dedicado a analizar los resultados electorales y que ha durado poco más de una hora. De hecho, aparte de Rajoy, María Dolores de Cospedal y Carlos Floriano, solo ha habido cuatro intervenciones más: Luisa Fernanda Rudi (Aragón), José Antonio Monago (Extremadura),el ex presidente murciano Ramón Luis Valcárcel y la presidenta de Nuevas Generaciones, Beatriz Jurado.

En primer lugar, el presidente del Gobierno ha señalado que "evidentemente" los resultados del PP este domingo no son los que le hubiera gustado tener, pero demuestran que "sigue siendo la opción preferida de los españoles". "Somos la primera fuerza en votos, en porcentajes de votos, en concejales, en mayorías absolutas y también en mayorías relativas", ha dicho, para añadir que han ganado en 39 de las 50 capitales de provincia y son primera fuerza en nueve de las 13 comunidades que concurrían a las urnas.

"La victoria del PP es incuestionable, pero también es evidente que no hemos alcanzando las mayorías que los ciudadanos nos confiaron hace cuatro años. Hemos sufrido una notable pérdida de votos y, por lo tanto, no podemos estar satisfechos. Intentar negar esto serían tan absurdo como negar que hemos ganado las elecciones", ha resaltado. En otro momento, ha llegado a decir que "lo complicado" es lo que le ha pasado al PSOE, que ha "bajado en votos en todas partes", un "mérito" en su opinión "difícil de explicar". Tras asegurar que los resultados exigen un análisis "detallado" y "a fondo" de la situación, Rajoy ha reconocido que no se iba a "refugiar" en la frase de haber sido el partido más votado. "Aspiramos a mucho más. Tenemos que ser más próximos, más cercanos y comunicar más con los españoles", ha manifestado.

A preguntas de los periodistas, Rajoy ha asegurado que el resultado de los comicios no le llevará a hacer cambios en la dirección del partido ni en el Gobierno. "No tengo previsto ningún cambio. No me parece que el problema venga de cambiar o dejar de cambiar. No tengo intención", ha dicho. También ha descartado esos cambios en su gabinete al señalar que el Gobierno seguirá dedicado "a lo que tiene que dedicarse, la recuperación". A renglón seguido, ha afirmado que mantiene su intención de ser candidato de nuevo a la presidencia del Gobierno en las generales de final de año. "Estoy muy cómodo y tranquilo", ha dicho, para asegurar que lleva muchos años en el Partido Popular y que lo conoce bien.

Dicho esto, ha señalado que ahora "toca fortaleza y ampliar la confianza" de los españoles para "ganar las generales". "Vamos a seguir estudiando qué es lo que tenemos que hacer para que las personas que dieron su confianza al PP y no lo han hecho ahora, vuelvan a hacerlo. Me voy a implicar muy intensamente en ello", ha apostillado. El jefe del Ejecutivo se ha mostrado "absolutamente convencido" de que los españoles "van a reconocer el esfuerzo en las generales" porque, según ha dicho, ellos han sido "partícipes de él, lo han hecho en muchas comunidades y en el Gobierno de la nación".

Rajoy ha achacado los resultados a las "decisiones muy impopulares" que han tenido que tomar para afrontar la situación, si bien ha señalado que a pesar de todas las "dificultades", el PP "sigue siendo primera fuerza política en España".  Otra de las causas que ha apuntado son los casos de corrupción "que se han producido o han saludo a la luz pública en estas últimas semanas aunque vinieran de tiempo atrás". Al ser preguntado si tras los resultados ha contactado con el líder del PSOE, Pedro Sánchez, o con el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera,ha respondido que "de momento" no ha hablado "con nadie". A su entender, este lunes es día para hacer análisis de lo sucedido y para estudiar los resultados electorales.  

Rajoy pide a Susana Díaz que tome la iniciativa para conseguir el apoyo del PP

En cuanto a Andalucía, Rajoy ha pedido la presidenta en funciones, Susana Díaz, que tome la iniciativa si quiere lograr el apoyo de los populares para conseguir su investidura. Rajoy ha señalado que el presidente del PP andaluz, Juan Manuel Moreno, se reunió una vez con la vencedora de las elecciones, Susana Díaz, le entregó una serie de propuestas y aún espera una respuesta. A su juicio, "parece lógico" que si alguien quiere el apoyo del principal partido de la oposición tome la iniciativa para lograrlo y es difícil conseguirlo si no se habla con él.

Por otra parte, Rajoy ha afirmado que su partido va a ofrecer pactos "transparentes  y estables" donde no tenga mayoría y ha opinado que tiene "poco sentido" iniciar las negociaciones con exigencias previas. Ha recalcado que apoyará siempre que gobierne la lista más votada y ha asegurado que la recuperación económica es más fácil con estabilidad política que sin ella. El jefe del Ejecutivo ha explicado que de momento no ha hablado con ningún líder de otro partido, pues "no es día para hablar de pactos", sino para que cada fuerza analice los resultados, y tampoco ha mostrado ninguna preferencia entre acuerdos globales o puntuales.

No obstante, ha opinado que tiene "poco sentido" entrar en una discusión preliminar sobre exigencias concretas, como "el famoso debate de Chaves y Griñán", en alusión a las demanda de Ciudadanos a Susana Díaz de que esos dos dirigentes renuncien a sus cargos para apoyar su investidura como presidenta andaluza. Rajoy ha opinado que exigencias como la de hacer primarias no son "lo más apropiado" para iniciar conversaciones que requieren "cierta tranquilidad". Ha recalcado que el PP quiere pactos estables y transparentes apoyados en una serie de principios, como el control de las cuentas públicas, la recuperación económica o la creación de empleo. A su juicio, la estabilidad es un valor con una gran relevancia económica y un gobierno que tenga un programa claro, conocido y sensato para cuatro años es bueno para la recuperación. Y ha subrayado que es partidario de que gobierne la lista más votada, algo que incluso planteó en una proposición de ley que no llegó a impulsar por no ser partidario de cambiar las reglas del juego sin consenso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios