El rocío 2018 'Pupá y Mumá' se van al Rocío

  • Curro Medina prepara una carreta muy vinculada al barrio de Triana y a la Hermandad del Cachorro

Comentarios 1

"Los antiguos a la Virgen chiquitita del Simpecado le decía mumá y al Cachorro le decían pupá". Así explica Francisco Medina, aunque pide que le llamen Curro, el nombre de la carreta que le llevará al Rocío junto a la Hermandad de Triana. "He querido seguir la tradición", añade Medina refiriéndose al vínculo originario entre la corporación rociera y la del Viernes Santo de la calle Castilla.

Este veterano rociero, que prepara con mimo esta familiar carreta en el descampado de la Feria en la víspera del arranque de la romería, reconoce la emotividad del camino y afirma que "hay cosas en el Rocío que no se pueden contar". Destaca la llegada al Vado del Quema o el paso por Villamanrique de la Condesa como momentos clave del camino trianero y la "esperanza" con que lo realiza. Su petición a la Virgen define el espíritu rociero de muchos peregrinos: "Salud ante todo y del dinero que se preocupe el que tenga que cobrar".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios