🌧️ La lluvia acaba de un plumazo con el buen tiempo en Sevilla

Entrevista

Niña Pastori: "Lo mío con el flamenco fue puro enganche"

La artista isleña Niña Pastori.

La artista isleña Niña Pastori. / Juan Carlos Vázquez

Niña Pastori (San Fernando, 1978) ha querido celebrar sus 25 años de carrera discográfica con una gira de conciertos, que comenzó en Cádiz en junio y que culmina en el Palau de la Música en Barcelona (con parada en Sevilla este 10 de diciembre), y con un triple disco, Sigo navegando, donde repasa las canciones más emblemáticas de un cuarto de siglo plagado de éxitos. Un compacto que salió a la luz el 26 de noviembre en dos formatos, un libro CD con un amplio libreto –que incluye textos, fotos y letras de las canciones– y un digipack con los tres discos.

–La primera vez que se subió al escenario fue...

–Lo recuerdo perfectamente, tenía 8 años, en la peña El Chato de la Isla de San Fernando y, además, era por estas fechas, cerca de Navidad.

–Era una niña, ¿le dio respeto?

–Justo porque era una niña para mí fue como un juego, me sabía el cante y subí y lo hice. Pero sí es verdad que estaba allí parte de mi familia y cuando vi que se emocionaron, que lloraron cuando canté y eso pues pensé aquí ha pasado algo. Y algo bonito. Ahora lo recuerdo con mucho cariño.

–¿Y cuándo supo que esto iba en serio?

–Bastante pronto, cuando tenía como unos 13 o 14 años, en la edad del pavo, vamos. Ya ahí empecé a darme cuenta que lo mío con el flamenco fue puro enganche. Me enganché con el flamenco, con la música, sólo quería escuchar y escuchar. Me levantaba, escuchaba flamenco, llegaba del colegio y lo primero que hacía nada más soltar la mochila era ponerme a ver vídeos, a leer los discos para ver quién tocaba, quiénes eran los que lo habían hecho... Y cuando te das cuenta pasas horas y horas y ni te has enterado.

–¿A quién escuchaba entonces?

–Es que yo tuve mucha suerte porque al nacer en San Fernando, en Cádiz, pues como si naces en Sevilla, sitios donde hay peñas, festivales, donde hay sitios que siempre está tocando alguien, cantando alguien, siempre hay algo... Al nacer en una tierra así pues escuchas a mucha gente pero, evidentemente, desde muy chica siempre fui una enamorada de Camarón y ha sido, y es, el que más me ha gustado.

–Y además tuvo la suerte que él se fijó también en usted

–Totalmente, imagínate lo que fue eso para mí, con 12 años que mi ídolo me presentara...

–En estos 25 años de carrera, ¿cuál ha sido el principal obstáculo con el que se ha enfrentado y cuál la mayor satisfacción?

–Obstáculos... Es que gracias a Dios no he tenido yo nada así... Siempre he tenido el apoyo de mis padres y mis hermanos desde que empecé. Y, más adelante, el apoyo del público con lo que he podido llevar mi carrera por donde he querido. Y satisfacciones, pues todas las del mundo porque, en realidad, en la música es donde yo me realizo como mujer, como persona, como ser humano. En el arte es donde yo realmente me expreso y como tengo el reconocimiento de la gente pues ahí está la satisfacción de todo esto. Algo que no tiene comparación con nada.

–¿Ha sido complicado confeccionar los repertorios de disco y gira?

–No ha sido fácil porque son muchas canciones muy queridas por la gente pero al final hemos intentado hacer un pequeño resumen de estos 25 años en estos tres discos, meter lo que más ha sonado y las colaboraciones con otros artistas.

–¿Hay favoritas en su ‘tracklist’ interno?

–No te puedo decir una canción pero sí un disco entero, A la orilla de mi pelo. Es un disco muy especial y me gusta mucho porque creo que, además de que las canciones son muy bonitas, yo empecé a coger ahí otra madurez cantando, otra forma...

–¡Oh!, pensé que me iba a decir ‘Cai’, con la que lloran todos los emigrantes gaditanos

–(Ríe) Por supuesto es una canción que quiero mucho, una definición tan bonita a nivel de melodía y letra la convierte en una canción maravillosa, además de por los arreglos de Ruffinengo, que fue un prodigio e hizo maravillas en su momento. Es un tema muy redondo y de los que no puedo dejar de hacer, claro.

–¿Echa de menos vivir por aquí?

–No porque me vine hace un tiempo a vivir a El Puerto. He vivido bastante tiempo en Madrid pero me vine porque para criar a las niñas nos parecía un sitio mucho más sano que una ciudad grande. Y bueno, al final, voy mucho a Madrid por el trabajo pero como, afortunadamente, tenemos muchas fechas y conciertos por toda España pues me da igual salir de Madrid que de El Puerto.

–¿Ha sido algo más especial esta gira?

–Por supuesto y doblemente, por los 25 años y por volver a los escenarios tras todo lo que hemos vivido. Si vieras con qué ganas ha cogido la gente todo... Las ganas de la gente de escuchar y disfrutar, es brutal.

–¿Hay disco de canciones nuevas cociéndose?

–Sí, ahí estamos y tenemos mucho adelantado. La verdad que estoy muy contenta con todo lo nuevo.

–¿Haría alguna vez un disco de flamenco por derecho?

–Sí, puede ser que lo deje hecho alguna vez. Para mí eso es fácil en el sentido de que para un disco de palos de toda la vida sólo hay que contar con un guitarrista bueno y dos palmeros buenos y no hace falta más nada.

–El flamenco para Niña Pastori es...

–Mi vida. La música que más me satisface, más disfruto y más me emociona. La música que necesito para mi día a día. Todos los días escucho algo de flamenco, sino es al empezar el día, es al acabarlo. Luego, evidentemente, escucho otras cosas porque me gusta la música, de hecho, no sé cómo lo hace la gente que vive sin música...

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios