Manuel Lombo | Cantante y presentador de televisión

“Las administraciones deben arrimar ahora el hombro con los artistas”

  • Entrevista con el cantante de Dos Hermanas tras el éxito del programa 'Música para mis oídos', que presenta en Canal Sur Televisión

Manuel Lombo. Manuel Lombo.

Manuel Lombo. / D. S.

Tras concluir la grabación de Música para mis oídos, una de las grandes apuestas de Canal Sur TV para esta temporada y que ha logrado gran éxito de audiencia y crítica, Manuel Lombo se encuentra en su casa del Rocío, donde ha permanecido, por voluntad propia, la mayor parte de la tercera ola de la pandemia.

En Navidad tuvo el “privilegio” de hacer una gira de diez conciertos, con aforos limitados y caché reducido, como “impone” la actual crisis. En la marisma pasa estos días, convertidos en una antesala de la primavera. Una estación en la que espera llevar “bien” la ausencia de fiestas como la Semana Santa y el Rocío. 

Música para mis oídos ha sido una de las novedades con más éxito de la temporada televisiva. ¿A qué cree que se debe este logro?

–A la conjunción de la música con el patrimonio monumental. Es lo que más ha llamado la atención. Se trata de un formato que, creo recordar, no había existido antes: escuchar a los artistas cantar en directo y haciéndolo en rincones icónicos de ciudades y municipios andaluces.

–Y además, sin dejarse atrás ningún género musical...

–Eso es algo por lo que nos han felicitado mucho. En Andalucía somos conocidos por el flamenco y la copla, pero hay una variedad inmensa de artistas que abarcan todos los estilos musicales.

–¿Cómo surgió la idea de hacer un programa así?

–La productora del programa, Cibeles, que cuenta con una gran trayectoria a nivel nacional y en Canal Sur, tiene un formato similar en TVE, Un país para escucharlo. Siguiendo con esa idea de programa y junto con el especial que hicimos para el Rocío, surgió esta idea, con la intención siempre de mostrar una forma distinta de hacer las cosas. No hemos inventado nada, en ese sentido, aunque, eso sí, siempre hemos puesto nuestro mayor empeño en que todo se realice de manera muy elegante. Ésa es una seña de identidad del programa: mostrar el talento andaluz, pero salirnos del estereotipo que aún existe sobre esta tierra y su gente.

–¿Alguna maravilla patrimonial que no conociera y le haya sorprendido?

–Ha habido dos municipios de la provincia de Granada que me han llamado mucho la atención. Uno fue Alhama de Granada, que me pareció un lugar muy castellano; y el otro, Guadix, donde me sorprendió su catedral, que no conocía. Me han resultado lugares espectaculares.

"Hemos apostado por la elegancia y por salirnos del estereotipo que aún pesa sobre Andalucía y su gente"

–¿Se le ha quedado algún artista en el tintero?

–Muchísimos. Hay para hacer 14 temporadas más. Tanto artistas consagrados como noveles. Aquí sí doy las gracias a los grandes nombres que nos han acompañado en esta primera temporada y que, al principio, creyeron en esta apuesta, como Pasión Vega y Carmen Linares, que viajó expresamente para grabar el programa.

–Lo pongo en un aprieto. ¿Con cuál de los duetos que ha protagonizado se queda?

–Es difícil, porque todos han sido especiales para mí. Cada dueto fue consensuado con los artistas, pero hay dos que destaco. Uno, con Pastora Soler, porque es una persona a la que admiro desde pequeño y con la que tengo gran amistad. El segundo, por la repercusión que logró en las redes sociales, el de Gala Évora, grabado en una bodega de Sanlúcar de Barrameda.

–¿Los andaluces somos conscientes de todo el patrimonio monumental y musical que atesoramos?

–Aquí ocurre como con los refranes. Los oímos desde pequeños, pero hasta que no los llevamos a la práctica, no nos concienciamos de lo que dicen. Pues igual sucede en Andalucía. Sabemos de su riqueza artística y monumental, pero algunas veces hace falta que nos la recuerden.

–¿Qué aporta un programa de estas características a una televisión fagocitada de realities y talent shows?

–La tele educa o maleduca. Aunque sabemos que buena parte del público que consume televisión no está en la línea de este formato, sí debo destacar que gracias a este programa Canal Sur ha ganado adeptos. Este logro evidencia que sigue habiendo gente que apuesta por la calidad y lo cultural. Es muy difícil reeducar a un público que está en otra línea, pero por lo menos se ha llamado la atención de un sector que demandaba otras cosas.

–Mirando hacia el futuro. ¿Cuándo disfrutaremos de un nuevo disco suyo?

–El 7 de febrero tendría que haberlo presentado en el Teatro Cervantes, de Málaga. Pero, a raíz de la pandemia, preferí retrasarlo todo, porque es muy difícil articular los conciertos por cuestiones de aforo. Este año vamos a seguir trabajando con formatos reducidos. En ese aspecto hay bastantes proyectos. En mi mente está sacar el nuevo disco a finales de 2021 o, incluso, adelantar alguna canción para calentar motores.

"En las actuales condiciones, organizar un concierto sale lo comido por lo servido"

–¿Me puede adelantar alguna pincelada?

–Tengo claro que va a ser un “lo que me dé la gana”. Los proyectos, una vez que se afrontan, pueden cambiar. Será un disco de versiones en la línea de mi último trabajo, que fue Lombo por Bambino. Llevaré a mi terreno grandes clásicos, con versiones por bulerías, tangos o rumbas. Ya tengo seleccionados algunos temas, entre ellos, de Olga Guillot, que me fascina. También me gustaría dejar grabados algunos de los mejores duetos del programa. Puede que sea un disco doble. Ahí estamos.

–¿Cómo afronta un cantante su profesión con las actuales restricciones?

–Ahora mismo las que deben arrimar el hombro son las administraciones. Los conciertos no son rentables con estas condiciones ni para los promotores musicales ni para los artistas. Un concierto, así, sale lo comido por lo servido. Los organismos públicos podrían contratar a los artistas, como hacían antes. Un ayuntamiento recupera esa inversión con los festivales que organice. Aunque, eso sí, no con conciertos de entradas gratis. La cultura hay que pagarla.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios