Miquel Baixas | Emprendedor y 'business angel' “El mejor momento para emprender fue ayer, y el segundo mejor es hoy”

Miquel Baixas, emprendedor y 'business angel' Miquel Baixas, emprendedor y 'business angel'

Miquel Baixas, emprendedor y 'business angel' / M. G.

Miquel Baixas es mentor estratégico, emprendedor y ‘business angel’. Fue fundador y es el actual director de la Escuela Nuevos Negocios y de la Agencia Trébol. Con una trayectoria de más de veinte años en el mundo de los negocios digitales, ha liderado con éxito numerosos proyectos en internet, tales como Ideas LED , Escuela de Coaching Financiero y Ciencia Interior, entre otros. A través de sus programas formativos, ayuda a profesionales que desean crecer en el sector, plasmando su visión El gran libro de los negocios on line (Deusto, 2020), que acaba de salir a la venta.

–¿En qué se diferencia un negocio on line del resto?

–Los negocios son cada vez más on line y off line a la vez. Yo prefiero hablar de nuevos negocios que conectan con el mundo on line, y con un crecimiento exponencial, sea en la entrega de productos o en la tasa de clientes, que no está sujeto a las reglas del mundo físico en el envío de productos o con un número de clientes reducido por el espacio.

–¿Cualquier actividad se puede desarrollar on line?

–El ser humano está hoy en los dos mundos. No hay diferencia entre negocios on line y los que no lo son, sino negocios que se han adaptado a la nueva realidad y los que aún no se han adaptado.

–¿Cuáles son los errores más comunes a la hora de emprender on line?

–Hay errores que vienen de cosas que se han repetido muchos años a las empresas, como el estar bien posicionado en Google o si no, no existes, o que la base de internet es una página web bien diseñada. Hay negocios que facturan muchísimo y no están usando el posicionamiento en Google para atraer clientes, sino que emplean la publicidad. O hay proyectos que funcionan muy bien sin tan siquiera una página web y lo hacen todo a través de un canal de Youtube o una cuenta de Facebook. Estas creencias hacen que muchas empresas hagan una gran inversión para tener todo lo que se supone que deben tener y no tienen resultados. La base para lograr resultados es entender la estrategia general que funciona en internet. Al final es una cuestión de relacionarse con los clientes de forma on line pero no forzosamente a través de una web.

"Es un error decir a las empresas que necesitan una web bonita o que si no se posicionan en Google no existen”

–¿Es posible no depender del SEO?

–Son cosas que todo el mundo da por aceptadas pero la realidad no coincide con eso. Yo llevo veinte años haciendo negocios en internet y somos de las empresas que más facturamos en nuestro sector y con peor posicionamiento. Hay estrategias más potentes, como los afiliados, que son personas que ya tienen una gran base de datos y te promocionan. O la publicidad, que te permite instantáneamente estar delante de mucha gente. No digo que no funcione el posicionamiento SEO, pero es una estrategia más lenta. La esencia es que uses la estrategia que uses, seas capaz de convertirlo en negocio e impacte en la cuenta de resultados.

–¿Lo importante es lanzarse aunque no sea perfecto?

–Muchos creen que una web tiene que ser muy bonita, pero lo que más importa es establecer una relación real con los clientes y entrar en acción cuanto antes en ese diálogo. Uno de los errores es estar encallado en el perfeccionismo y no pasar a la acción. Lo que yo aconsejo es que se empiece a vender cuanto antes, y luego ya se irá mejorando.

–¿Es más difícil lograr financiación si el modelo de negocio es on line?

–La mejor financiación es la que te dan los clientes cuando vendes porque eso es negocio real. La financiación de un banco o de un fondo de inversión debe llegar para acelerar algo que ya funciona. Nosotros somos de la filosofía bootstraping, que es la de generar dinero y reinvertirlo de forma rea. No me gusta la fórmula de tener una idea maravillosa para que alguien la financie y si no funciona, no pasa nada porque es dinero de otros.

–¿Las redes sociales son claves para generar esa interlocución con los clientes?

–Sí. Los clientes están en las redes. Allí conversan sobre tu empresa, te guste o no. La idea es saber estar en estas redes, conociendo sus reglas y sus hábitos, y no ser sólo el pesado que está vendiendo en la fiesta, sino aportar valor, intercambiar y escuchar. Si eso se hace bien, genera negocio.

–¿Cómo se monetiza a los seguidores?

–El número de seguidores es más una cuestión de ego que de negocio. El seguidor real es el que te presta atención y si eres capaz de convertirles en clientes, es cuando se convierte en negocio.

–¿Qué consejo le daría a un emprendedor que se quiera lanzar al mundo on line?

–Le diría que el mejor momento para hacerlo fue ayer, y el siguiente mejor momento es hoy. Lo importante es entrar cuanto antes y tener una actitud de aprendizaje. Internet lleva ya una veintena de años y hay una serie de cosas que funcionan muy claramente. No es necesario experimentar, sino intentar aprender de los que ya tienen resultados. Que se centre en una cosa, no en mil.

–¿La formación reglada da respuesta a este nuevo perfil?

–En el mundo on line el título no tiene ningún valor. Lo que se valora más es que se conozca el sector y cambia tan rápido que la formación tradicional está absolutamente fuera de juego.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios