Teresa Fernández Reyes | Directora del Centro Promotor del Talento y Altas Capacidades (Cadis) "A los niños de alta capacidad no les suele gustar el fútbol"

"A los niños de alta capacidad no les suele gustar el fútbol" "A los niños de alta capacidad no les suele gustar el fútbol"

"A los niños de alta capacidad no les suele gustar el fútbol" / víctor rodríguez

Teresa Fernández Reyes (Algeciras 1970) es psicóloga, logopeda, especialista en atención temprana, integró el comité de expertos que hizo el protocolo de altas capacidades en Andalucía y autora de varios libros. Dirige el Centro Promotor del Talento y Altas Capacidades (Cadis) en Sevilla desde 1995, de referencia en España, con 25 especialistas: psicólogos, pedagogos, de educación especial y de otros ámbitos formados en la alta capacidad como arte, lingüística, arquitectura, biología, informática, robótica y arqueología.

-¿Cómo estamos en la detección del alumnado de altas capacidades en Andalucía?

-Desde que se estableció en 2011 un protocolo de actuación, el número de alumnos detectados de alta capacidad ha subido de forma asombrosa. Es la comunidad con más alumnos detectados: más de 11.000, frente a otras regiones con de 800 a 2.000. La cifra de niñas va aumentando también notablemente.

Andalucía es líder en detección de alumnos de alta capacidad; falta reforzar la formación de los profesores

-¿Entonces somos una comunidad líder en esta materia?

-Sí, en Andalucía vamos a la cabeza en la detección del alumnado con altas capacidades. Ahora falta profundizar en la intervención, en darle respuesta. Hay que hacer una apuesta fuerte por la formación del profesorado para intervenir con esos alumnos en los colegios.

-Reforzar la formación de los profesores...

-El punto débil es que tenemos mucho detectado y falta una formación fuerte del profesorado para intervenir directamente en las aulas de los centros educativos con esos alumnos. Esa es la queja de los padres: vale, tengo a mi hijo evaluado, ¿y ahora qué?. Toca que los profesores se formen y se preparen porque por ley la alta capacidad requiere apoyo educativo.

-¿Qué sucede si estos alumnos no reciben la atención adecuada?

-Si no les damos lo que necesitan, te encuentras con chavales desadaptados, sin motivación en el colegio. El efecto es la aversión a la educación. Trabajar la creatividad es bueno para ellos y para todos los alumnos. Genios como Steve Jobs y Bill Gates vienen de grandes fracasos, el sistema no les supo acompañar y tuvieron que gestionar por su cuenta sus altas capacidades. Es muy importante saber gestionar la alta capacidad. Para eso es clave el apoyo de la familia.

-¿Qué es alta capacidad?

-Antes era tener un cociente intelectual a partir de 130. Desde 2011, en Andalucía se ha desterrado el cociente intelectual -división entre la edad cronológica y la edad mental- superior a 130 como criterio para determinar la alta capacidad. También en Canarias.

-El cociente intelectual de 130 ha pasado a la historia...

-Sí, la alta capacidad es el nombre y tiene tres apellidos: sobredotación intelectual, talento simple y talento complejo. La sobredotación es cuando el niño o la niña en las pruebas obtiene percentiles por encima de 75 en siete áreas (razonamiento perceptivo, numérico, lógico, verbal, espacial, memoria y creatividad), talento simple que sólo en un área tiene percentiles por encima de 95, que es muy bueno en eso, y talento complejo que en tres áreas obtiene percentiles por encima de 80.

-¿Qué problemas plantea considerar sólo el cociente intelectual?

-El concepto de que la inteligencia es un número es ya muy obsoleto. Las inteligencias son múltiples. Antes pasaban de curso al escolar si tenían cociente 130 y resulta que luego les iba mal, que fracasaban. ¿Por qué? Porque ese 130 es un resultado global: a lo mejor destaca en razonamiento numérico y tiene un 155, pero en las demás áreas está en la media.

-Hoy habláis de percentil.

-El percentil es donde se sitúa el alumno entre 100 de la misma edad cronológica. Un percentil 50 es estar en la media y uno de 95 significa que hay muy pocos por encima de él.

-¿Los niños superdotados tienen una dificultad social?

-La alta capacidad no va asociada a una dificultad social. No son niños raros, ni tristes ni que estén solos. ¡Veniros aquí una tarde. Ellos se lo pasan bomba! La dificultad está en que muchas veces el entorno no les acompaña. Eso lo vemos de forma muy clara con los niños a los que normalmente no les gusta jugar al fútbol. Te dicen que correr detrás de un balón es una tontería, que se insulta mucho, que se agrede. Ellos prefieren leer un libro, buscar bichos o hablar con un profesor.

-¿Así que no les suele gustar el fútbol?

-Sí. Prefieren hacer otras cosas. Hay excepciones, claro. Ahí lo importante es que después su entorno le dé valor a lo que al niño le gusta y no le digan que es raro por no gustarle el fútbol. Es muy importante que estos niños tengan grupos de referencia y los programas de enriquecimiento que les damos en el centro cumplen mucho esta función.

-¿Por qué hay más niños evaluados que niñas?

-Se conoce como el síndrome de la abeja reina. Las niñas prefieren sacrificar el desarrollo cognitivo con tal de ser aceptadas por el grupo. Por eso es importante el protocolo que se ha implantado en Andalucía, que detecta la alta capacidad al final de 3º de Infantil y al final de 6º de Primaria en colegios públicos y concertados y prevé evaluarlos en 1º de Primaria y 1º de Secundaria a niños y niñas por igual. Uno de los objetivos es dar esa visibilidad de la que hablamos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios