ANA DEL TORO | Protagonista de ‘Lú Belmonte’

“Mi triunfo sería llegar a fin de mes siendo actriz”

Ana del toro.

Ana del toro. / MG

Ana del Toro es una granadina de 29 años que se fue a estudiar a Madrid con la intención de vivir interpretando a personajes o contando historias. Estudió en la Escuela de Arte Dramático de Málaga, lo que le permitió trabajar en varios cortos y en algunas obras de teatro. Pasó por Alemania y en la capital de España le salió la oportunidad de trabajar en la película ‘Lú Belmonte’, de Roberto Fernández. En esta entrevista dice que para ella triunfar en la interpretación es poder llegar a fin de mes y tener para dos ‘cervecicas’.

–Hemos casi pasado el Covid, ahora hay una guerra en Ucrania… Y usted pensando en triunfar como actriz.

–Sí. Parto de la base que para mí el triunfo es llegar a fin de mes dedicándome a mi profesión, como cualquier otra persona que quiere ejercer de lo suyo tras haberse formado duramente. Por lo que los derredores de la sociedad, por duros y sempiternos que sean, tienen que ser ajenos al simple hecho de trabajar en lo mío.

–¿Cuándo pensó en que podía dedicarse a la interpretación?

–Fue algo que tenía dentro y que de alguna manera brotó cuando supe todo lo que no quería hacer. Ahí me centré y encontré la respuesta en el teatro y el cine. Desde pequeña ya me encantaba bailar y contar historias encima del escenario durante las funciones escolares.

–¿Y hasta dónde quiere llegar?

–Primero a poder pagar las facturas y las cervecicas con este trabajo y después, si se puede pedir más, como si de un genio se tratase, a poder no jubilarme nunca.

–¿Cómo le llega la oportunidad de protagonizar ‘Lú Belmonte’, de Roberto Fernández?

–Nos conocimos en un curso y conectamos como amigos y resultó que le encajaba lo que yo tengo como actriz para Lú Belmonte. Así de sencillo y de fácil.

–¿Cómo ha sido esa experiencia?

–Ha sido un aprendizaje maravilloso, duro, pero a la vez muy grato. El personaje es una golosina y disfruté enormemente con la experiencia. Ojalá vengan muchos papeles como ese.

–¿Y de qué trata la película?

–Mejor hay que verla. Tiene algo que ver con una mujer frustrada. Comenzó siendo un corto y luego se convirtió en un largometraje. Solo diré que es una película que mezcla lo cañí con lo underground de una manera muy particular

–¿Pues dónde se puede ver?

–Se puede ver en la plataforma Filmin. Y si no tienes suscripción, no pasa nada porque se puede alquilar por menos de dos milnos. Para quién no lo sepa, en Granada le llamamos así a la cerveza Alhambra 1925.

–Por lo visto, según tengo entendido, se ha tenido que recurrir al micromecenazgo para poderla realizar. ¿Estoy equivocado?

–No. No está equivocado. Se ha tenido que recurrir al micromecenazgo y nos sentimos muy agradecidas por la ayuda y el apoyo que recibimos. Casi aseguraría que sin él no hubiésemos avanzado del piloto al rodaje final de la película.

–¿Qué recuerdos tiene de su paso por la Escuela de Arte Dramático de Málaga?

–Como en la vida tengo de todo tipo. Pero sobre todo agradecida de todo lo que aprendí, de la gente con la que me nutrí y forjé los cimientos de la persona y actriz que soy ahora.

–También ha cursado estudios en Alemania. ¿Qué aprendió allí?

–Allí cursé el tercer año de interpretación y me sirvió para seguir aprendiendo como actriz y también para forjarme unos cimientos muy importantes para ser quien soy ahora y para saber por qué quiero ser actriz. Fue una especie de prueba de fuego.

–¿Es cierto que te han confundido muchas veces con María León, la hermana de Paco León e hija de Carmina Barrios? La verdad es que yo también le encuentro cierto parecido

–Así es, y es un halago. Aunque siempre diré que me parezco más a Carmina que a María. Lo que sí es cierto es que ambas, tenemos apellidos de animal y eso sí que nos une.

–Es verdad. Usted toro y ella león. Dos símbolos de la fortaleza y la resistencia.

–Si. Jajajajaja. En eso estoy.

–Además de esas dos cualidades… ¿cuáles considera que son tus principales armas como actriz?

–La constancia, la paciencia y la disciplina.

–Me han contado que mientras llega su triunfo está trabajando en la hostelería. ¿Cómo lo lleva?

–La verdad, como se puede. Siempre pienso que es un medio y no un fin y que gracias a eso me mantengo y puedo seguir batallando para como decía antes, mi triunfo: llegar a fin de mes siendo actriz.

–¿A quién le gustaría parecerse en el mundo del cine o del teatro.

–Tengo miles de referentes, desde Jean Seberg y Blanca Portillo hasta Alberto San Juan. Pero si algo he aprendido es que, aunque los referentes son necesarios al igual que la inspiración, ya es difícil ser una misma como intentar parecerme a otra persona.

–De todos los cortos en los que ha participado ¿Cuál destacaría?

–Todos los cortos me han dado algo especial, pero Güestía, de Laura Toledo, me enseñó mucho y me permitió rodearme de gente increíble de la que poder aprender.

–¿En qué está trabajando ahora?

–Aunque ahora mismo esté en época de vacas flacas hay un par de proyectos teatrales que se están gestando, que espero, puedan dar a luz en un futuro cercano.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios