La crisis catalana

Nueva lluvia de antidisturbios

  • Interior prepara un gran despliegue similar al del 1-O con más de 500 agentes de la Unidad de Intervención Policial para reforzar a los Mossos ante la Diada y la conmemoración del referéndum ilegal

El Ministerio del Interior ha autorizado el envío a Cataluña de agentes de unidades de seguridad ciudadana, los conocidos como antidisturbios, y ha suspendido traslados en el marco de un dispositivo de refuerzo similar al diseñado en las Diadas previas al referéndum del 1 de octubre del año pasado, cuando se llegaron a movilizar hasta 6.000 policías y guardias civiles en un escenario de máxima tensión que derivó en la aplicación del artículo 155 de la Constitución.

Según han explicado a Europa Press diversas fuentes policiales al tanto del dispositivo, la Dirección General de la Policía Nacional ha autorizado que se trasladen unos 500 agentes de una decena de grupos de la Unidad de Intervención Policial (UIP) para la custodia de edificios oficiales y en previsión de posibles altercados de seguridad ciudadana.

Fuentes policiales han asegurado a Efe que proceden de distintos distintas jefaturas y que su misión es la custodia de edificios públicos y el apoyo a los Mossos d’Esquadra en seguridad ciudadana.

Las fuentes agregan que el traslado de estos agentes ha comenzado esta semana y que ya se encuentran en Cataluña efectivos procedentes de Galicia hospedados en el cuartel militar de Bruc.

A ellos se sumarán en los próximos días más antidisturbios que también reforzarán a los cien agentes de los dos grupos de UIP que la Policía tiene de forma permanente en Cataluña.

Interior ha aprobado el refuerzo de la plantilla de la Policía y de la Guardia Civil –en este caso con el Grupos de Reserva y Seguridad (GRS)– en Cataluña tras recibir sendas peticiones por parte de los mandos operativos de los dos cuerpos. Este martes se publicó la orden por la que el Instituto Armado anunciaba en su Boletín Oficial que suspendía el traslado de casi 300 agentes destinados en esta comunidad autónoma ante la necesidad de "garantizar la seguridad ciudadana".

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, pondrá hoy sobre la mesa, durante la reunión de la Junta de Seguridad en la que participará junto al presidente de la Generalitat, Quim Torra, su previsión de enviar más de 1.000 policías y guardias civiles para colaborar con los Mossos d’Esquadra en el mantenimiento del orden público.

En el orden del día que ha remitido a la Conselleria de Interior, según informaba anoche la edición digital del diario El País, ha incluido un punto en el que recoge expresamente el "apoyo de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en circunstancias extraordinarias" como uno de los temas a tratar en una mesa en la que también se abordará la polémica de los lazos amarillos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios