España

El Constitucional suspende la reforma para la ruptura exprés del 'Parlament'

  • El tribunal avisa a Forcadell de las posibles consecuencias penales

  • JxSí y la CUP registran la ley del 1-O y piden la tramitación urgente

Varios 'mossos' se interpusieron ayer entre los manifestantes de la CUP y los que acudieron a apoyar a la Guardia Civil en un cuartel de Barcelona. Varios 'mossos' se interpusieron ayer entre los manifestantes de la CUP y los que acudieron a apoyar a la Guardia Civil en un cuartel de Barcelona.

Varios 'mossos' se interpusieron ayer entre los manifestantes de la CUP y los que acudieron a apoyar a la Guardia Civil en un cuartel de Barcelona. / Quique García / efe

El Tribunal Constitucional (TC) suspendió cautelarmente ayer la reforma del reglamento del Parlament que permitiría aprobar por la vía urgente y sin debates las leyes de ruptura con España, como la del referéndum del próximo 1 de octubre y las conocidas leyes de desconexión, y avisa a la presidenta de dicha Cámara, Carme Forcadell, y a la Mesa de las consecuencias, incluso penales, si incumplen esta paralización.

El pleno del tribunal de garantías se reunió -no al completo, pues uno de los 12 magistrados integrantes no pudo asistir- durante menos de una hora y acordó por unanimidad admitir a trámite el recurso de inconstitucionalidad que presentó el Gobierno de Rajoy el pasado viernes. Esto supone la suspensión automática de la reforma parlamentaria recurrida durante cinco meses prorrogables o hasta que el TC dicte una sentencia sobre el fondo del asunto.

En una providencia, el TC accede a la solicitud que expresó el Gobierno en su recurso de inconstitucionalidad de que se advierta a la presidenta de la Cámara, Carme Forcadell; al secretario general, Xavier Muro; al letrado mayor, Antoni Bayona Rocamora, y a los miembros de la Mesa de "su deber de impedir o paralizar cualquier iniciativa que suponga ignorar o eludir la suspensión acordada". El tribunal de garantías señala que estas personas tienen el deber de abstenerse de "iniciar, calificar, introducir" en el orden del día de cualquier órgano del Parlament y, sobre todo, de dictar cualquier acuerdo que implique la tramitación de una proposición de ley por el procedimiento de lectura única.

Igualmente, son apercibidos de las "eventuales responsabilidades, incluida la penal, en la que pudieran incurrir en caso de incumplir dicho requerimiento".

Asimismo, el PP catalán y Ciudadanos presentaron un recurso de amparo ante el TC contra la reforma del reglamento para proteger a los ciudadanos y evitar que se los "amordace". A su entender, se quiere "silenciar" y "acallar" a la oposición democrática y "no lo van a conseguir", dijeron la vicesecretaria popular de Estudios y Programas, Andrea Levy, y la diputada catalana de C's Lorena Roldán, que afearon la ausencia del PSC.

Previamente, JxSí y la CUP registraron en la Cámara autonómica la ley con la quieren convocar, organizar y celebrar el referéndum del 1 de octubre y pidieron tramitarla por el mecanismo de "urgencia extraordinaria". Ahora, esta ley quedará pendiente de una reunión de la Mesa del Parlament para que empiece su trámite parlamentario, una reunión que no será antes del 16 de agosto, ya que la Cámara cerró sus puertas ayer y no las abrirá hasta entonces.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios