España

Cospedal alerta del riesgo que supone la injerencia rusa para el futuro de la UE

  • La ministra de Defensa llama a luchar contra "el populismo" que ataca a Europa

Cospedal saluda ayer a varias militares en Madrid en el acto conmemorativo del XXX aniversario de la incorporación de la mujer a las FFAA. Cospedal saluda ayer a varias militares en Madrid en el acto conmemorativo del XXX aniversario de la incorporación de la mujer a las FFAA.

Cospedal saluda ayer a varias militares en Madrid en el acto conmemorativo del XXX aniversario de la incorporación de la mujer a las FFAA. / mariscal / efe

El centro derecha europeo se conjuró ayer en Valencia ante desafíos como el Brexit, la lucha contra el terrorismo o la necesidad de relanzar la agenda social en un continente donde la UE ve peligrar su hegemonía. El Grupo Popular Europeo se reunió ayer en la capital del Turia con Mariano Rajoy como anfitrión y con la presencia de dirigentes como la secretaria general del partido y ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, quien aseguró que Rusia intenta desestabilizar la Unión Europea y señaló que España está "en el objetivo" ruso, junto con otros países como Francia e Italia.

Cospedal añadió que Rusia -a la que se refirió como "ese país del Este"- se sirve de cualquier asunto para "intentar desestabilizar" a la Unión. Antes del turno de preguntas Cospedal puso en valor el proyecto común europeo y señaló que hay que luchar "más que nunca" contra la "demagogia, el populismo y "quienes quieren terminar con esta historia de éxito" que es la UE. "Tenemos una responsabilidad: defender lo que hemos sido capaces de construir entre todos. Y frente a aquellos que desde fuera atacan el modelo europeo", apostilló.

Entre las autoridades europeas presentes destacó el jefe de los populares en el Parlamento Europeo, Manfred Weber, y el presidente de la Eurocámara, el italiano Antonio Tajani, quien defendió la necesidad de que la UE incremente su inversión en innovación tecnológica y formativa e insistió en la idea de activar "un Plan Marshall" para África, con el objetivo de frenar la inmigración ilegal.

Para el presidente del Parlamento Europeo, hay que ayudar a la industria, las pymes, la economía real, la agricultura, porque como no se puede "competir con otros en cantidad", sí que se puede hacer en calidad. También es necesario innovar, afirmó, en la forma de combatir la inmigración ilegal: "hemos pagado mucho para resolver el problema con los turcos, ahora parece que las puertas están cerradas y que el corredor de los Balcanes también parece que marcha bien, pero tenemos problemas en el Mediterráneo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios