Tribunales

La Fiscalía relativiza la confesión de Bárcenas sobre la caja B y los sobresueldos del PP

  • Anticorrupción recibe con escepticismo las revelaciones del ex tesorero del partido porque "no dice nada que no se supiese"

  • Subraya que tampoco aporta pruebas de sus acusaciones ni plantea nuevos delitos

Pablo Casado, junto a Mariano Rajoy y Soraya Sáenz de Santamaría, tras ser elegido nuevo presidente del PP en julio de 2018. Pablo Casado, junto a Mariano Rajoy y Soraya Sáenz de Santamaría, tras ser elegido nuevo presidente del PP en julio de 2018.

Pablo Casado, junto a Mariano Rajoy y Soraya Sáenz de Santamaría, tras ser elegido nuevo presidente del PP en julio de 2018. / Zipi (EFE)

La Fiscalía Anticorrupción ve con escepticismo las confesiones que el ex tesorero del PP Luis Bárcenas le ha trasmitido sobre la caja b del PP y su presunta financiación irregular, fundamentalmente porque "no dice nada que no se supiese" ni aporta apruebas que acrediten nuevos delitos.

Según fuentes de la Fiscalía consultadas por Efe, lo declarado por Bárcenas, en la carta en la que se compromete a colaborar con la Justicia y que ha remitido a Anticorrupción una semana antes de que comience el juicio por el presunto pago en negro de la reforma de la sede del PP con dinero de esa caja b, puede tener cierta trascendencia política, pero "nula" trascendencia penal.

Así, según las fuentes, lo que dice de las donaciones con las que se habría nutrido esa contabilidad paralela, en la época en la que se hicieron, no eran constitutivas de delito alguno, como ya quedó acreditado durante la instrucción de este caso que fue elevado a la Sala de lo Penal para su enjuiciamiento en 2015.

En cuanto al presunto delito contra la Hacienda Pública por no haber declarado el pago de los sobresueldos que Bárcenas, que el ex tesorero asegura que se pagaron con el dinero de esas donaciones a dirigentes del partido, entre ellos el expresidente Mariano Rajoy, habrían prescrito, tal y como ya se estableció en su momento.

Sin pruebas

La Fiscalía resta por tanto trascendencia al nuevo testimonio de Bárcenas en esta causa que comienza a enjuiciarse el próximo lunes y considera que, al menos, sus afirmaciones tendrían que ir acompañadas de pruebas documentadas.

En cuanto a la parte de la investigación que continúa abierta y en la que el juez Santiago Pedraz trata de determinar si las donaciones anotadas en esa contabilidad b tenían como objetivo finalista el de obtener adjudicaciones públicas, también duda que aporte nada nuevo, ya que podría él mismo acabar imputado por un nuevo delito de cohecho.

A este respecto, Bárcenas ya era algo ambiguo en su carta y señalaba que la "inmensa mayoría de estos donativos no tenían una naturaleza finalista", entendiendo por ello la adjudicación de obra pública, "sin perjuicio, de que puedan existir, algunos concretos casos" en los que sí fue así.

De hecho, esta pieza, surgida de la causa sobre la caja b, se abrió en 2017 a raíz de que el líder de Gürtel Francisco Correa señalara en el juicio por el que Bárcenas está actualmente cumpliendo condena junto a su esposa Rosalía Iglesias, que cobró comisiones por muchas obras y que de ese dinero le daba el 2 o el 3 % a Bárcenas, por conseguir obras en ministerios como Fomento o Medio Ambiente, lo que el extesorero negó rotundamente.

Ante esa revelación, el anterior instructor de la caja b, José de la Mata, llamó citó a Correa y este se negó en ese momento a declarar sobre lo que había dicho en el juicio, lo que le llevó al juez a reprochar que su colaboración con la Justicia fuese "a la carta".

En cuanto a los posibles beneficios penitenciarios que Bárcenas trate de conseguir para él y su mujer con esa actitud colaboradora con la Fiscalía, las fuentes indican que eso es algo completamente independiente de las circunstancias penales.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios