Consejo de Ministros

Plan del Gobierno para que vuelvan 24.000 jóvenes

  • El programa incluye medidas de rebaja de cuotas para autónomos y aumento de becas para científicos

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en un acto electoral del PSOE. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en un acto electoral del PSOE.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en un acto electoral del PSOE. / Efe

Comentarios 4

El Gobierno aprobará un “plan de retorno” para favorecer la vuelta de 24.000 jóvenes residentes en el extranjero. La medida se enmarca en los llamados viernes sociales con que el Consejo de Ministros está afrontado la cuenta atrás electoral.

El presidente del Gobierno y secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha anunciado el programa –que contará con una partida de 23 millones de euros para su aplicación en dos años– en un acto organizado por el partido en Bruselas que no estaba incluido en la agenda oficial del partido ni había previsto la asistencia de periodistas. No obstante, la web del PSOE sí ha difundido a posteriori un vídeo del acto y se detalló en una nota de prensa remitida a los medios.

“Queremos una España de la que nadie se tenga que ir y de la que nadie se quiera ir”, enfatizó el presidente del Ejecutivo en el acto recalcando que el plan no irá destinado exclusivamente a la gente joven si bien no ha desvelado los detalles concretos del proyecto a la espera de su aprobación en el Consejo de Ministros. Sí ha avanzado que incluirá medidas concretas en relación con la cuota de autónomos a la Seguridad Social y un aumento de becas para científicos.

Según la información facilitada por el PSOE, Sánchez ha participado en un encuentro con jóvenes del Partido de los Socialistas Europeos (PES), previo a su participación en la reunión de líderes que antecede a su vez al Consejo Europeo. 

Eliminar el voto prorrogado

Durante la cita, Sánchez también ha asegurado que su Gobierno mantiene el compromiso de modificar la ley electoral para que el voto rogado no sea un problema para la participación de las personas que viven fuera de España.

Esa reforma llevaba tiempo negociándose en el Congreso de los Diputados, pero los partidos no han podido llegar a un acuerdo a tiempo para las próximas elecciones generales, de manera que tanto el 28 de abril, para las elecciones generales, como el 26 de mayo, para las europeas y autonómicas –los emigrantes no votan en las municipales– se mantiene el actual sistema, por el que los residentes fuera de España tienen que ‘rogar’ el voto.

Sánchez ha reconocido que ésa es una de las reformas que se le ha quedado “en el tintero” y se ha comprometido a volver a retomarla en la próxima legislatura.

El líder socialista ha defendido que las elecciones del 28 de abril son muy importantes por la emergencia de formaciones “claramente antieuropeístas”. Así, mientras algunos hablan “de siglas y coaliciones” y de “cordones sanitarios”, él defiende que lo que está en juego es “el tipo de España” que se quiere y si se quiere una España que apueste por la igualdad de género, por combatir el cambio climático y una España “abierta, europeísta, que apueste por la dignidad, la prosperidad y las oportunidades”.

Pedro Sánchez ha mencionado los “datos francamente muy positivos” publicados ayer jueves por el Banco de España para destacar que España está “liderando el crecimiento económico de la zona euro” y que creará 900.000 nuevos empleos entre 2018 y 2019. “Estamos construyendo y poniendo las bases para esa España de las oportunidades tan necesaria para la gente joven”. Para Sánchez, “España no tiene tiempo que perder”.

El hito de la moción de censura

A su juicio, los dos hitos de los últimos meses han sido la moción de censura y la no aprobación de los Presupuestos. La primera provocó, a su juicio, “un cambio de época y de la conversación pública” que, en su opinión, hasta entonces estaba “muy vinculada con la confrontación territorial en Cataluña” y a una “reducción de la política a todo lo que tiene que ver con la corrupción”.

El segundo fue la no aprobación de los PGE, “tumbados por la mayoría conservadora y por el independentismo catalán”, lo que, según su análisis, “si desvela algo es que el Gobierno ha intentado dialogar con todas las fuerzas pero siempre dentro de los límites de la Constitución”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios