España

Rajoy: "Por suerte para España el gobierno de izquierdas no ha salido adelante"

  • El presidente del Gobierno en funciones asegura que el PP es "la mejor" propuesta para el país. Reconoce que "de momento hay que pactar con la gente" aunque no está seguro de querer repetir un "cara a cara" con Sánchez.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha instado este martes al líder del PSOE, Pedro Sánchez, a corregir su actitud después de las elecciones del 26 de junio y estar dispuesto a hablar con el PP porque considera que el diálogo es "el abecé de la democracia".

Rajoy ha hecho esta llamada a Sánchez en la conferencia de prensa que ha ofrecido en el Palacio de la Moncloa tras la reunión que ha mantenido con el Rey y con la que el Monarca ha cerrado una ronda de consultas en la que se ha constatado que habrá que repetir los comicios generales. En esa reunión, el jefe del Ejecutivo en funciones ha hecho saber a Felipe VI, al igual que en las dos anteriores ronda de consultas, que no cuenta con los apoyos suficientes para ser investido presidente.

El presidente ha hecho un repaso de lo acontecido desde las elecciones generales haciendo hincapié en que en todo momento, ante el mandato de los españoles de que los partidos debían pactar, ha defendido una propuesta de acuerdo con el PSOE y Ciudadanos que cree que era y sigue siendo la mejor y, por eso, la continúa defendiendo. Tras lamentar que la actitud de Sánchez haya hecho imposible ese acuerdo debido a que ni siquiera ha querido hablar con el PP, ha dicho que respeta esa decisión pero le ha advertido de que debe corregir esa forma de actuar. "Estamos en el siglo XXI y no es normal que dos grandes fuerzas políticas no dialoguen lisa y llanamente porque uno no quiere. Eso -ha insistido- hay que corregirlo para el futuro porque eso es el abecé de la democracia".

Ante el hecho de que Sánchez haya avanzado hque tras las elecciones del 26 de junio mantendrá su negativa a pactar con el PP y si, por ello, cree que el PSOE debería cambiar de líder, ha señalado que él no se inmiscuye en los liderazgos de otros partidos. El jefe del Gobierno ha sido preguntado por las acusaciones que le ha lanzado Sánchez de haber impedido junto con Podemos un gobierno socialista y haber rechazado con mentiras el encargo del Rey para ser investido. "Al menos hay que reconocerle (a Sánchez) un cierto sentido del humor, porque acusarme a mí de pactar con Podemos... Y si tiene sentido del humor, algo positivo podremos sacar de ahí", le ha contestado.

El presidente, que ha asegurado que en ningún momento desde el 20-D se ha planteado apartarse y dar paso a otro candidato, ha dicho que siente el respaldo de su partido para seguir al frente. No tiene sensación de fracaso pese a que la repetición de las elecciones nadie la quería y ha puntualizado que habría sido "muchísimo peor" que acudir a las urnas el que se hubiera conformado algún gobierno "que anduvo circulando por ahí". Rajoy ha recordado que Ciudadanos apoyó a Sánchez como presidente y que Podemos pretendía un gobierno de izquierdas que, "por suerte para España y para los españoles", no ha salido adelante.

Ha citado también el intento del PSOE de pactar a la vez con Ciudadanos y con Podemos convocando una reunión "a 18" que, "como era previsible -ha puntualizado- no llegó a parte alguna". Rajoy ha asegurado que desde las elecciones ha buscado un gobierno presidido por la moderación, la estabilidad y la tranquilidad y que eso es lo que va a seguir defendiendo en el futuro. Entre sus objetivos destaca la consolidación de la recuperación económica y la creación de empleo, y ante los retos que plantea, se ha mostrado "realista-optimista" y ha dicho que por lo realizado hasta ahora se siente "en la mitad de la tarea".

Lo que ha avanzado es que en el programa electoral del PP no habrá grandes nuevas propuestas porque ha precisado que no es partidario de estar de forma constante "sacando conejos de la chistera". Rajoy ha agradecido a los militantes y votantes del PP el apoyo que le han dado en los cuatro meses transcurrido desde las elecciones y en los que ha asegurado que su partido no se ha dejado llevar por la ansiedad ni se ha apuntado al "carrusel de ocurrencias".

De forma irónica ha explicado que quizás él haya sido el que más errores haya cometido en los últimos meses y que los demás creerán que no han cometido ninguno. No ha querido avanzar si está dispuesto a repetir un debate cara a cara con Sánchez y ha remitido, para ello, a la decisión que adopte en su día su director de campaña. Sobre posibles pactos tras las elecciones ha emplazado a que estas se celebren y ha precisado que, de momento, él se va a dedicar a pactar con la gente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios