España

Rajoy descarta una consulta sobre la independencia catalana

  • El desafío soberanista se quedó al margen del primer despacho entre el presidente del Gobierno y el Rey en el Palacio de Marivent

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, despachó ayer durante más de una hora con el rey Felipe VI por primera vez en el Palacio de Marivent, un encuentro en el que abordaron las perspectivas económicas de España y diversas cuestiones internacionales, dejando al margen el reto soberanista de Cataluña. 

En declaraciones a los periodistas, el jefe del Ejecutivo explicó que ayer no hacía falta hablar de este asunto porque ya mantuvo “perfectamente informado” a don Felipe tras entrevistarse con el presidente de la Generalitat, Artur Mas, y desde entonces no ha cambiado su posición de que la consulta independentista convocada para el 9 de noviembre no se puede celebrar, porque es “absolutamente ilegal”. 

Rajoy reafirmó que estará “siempre abierto” al diálogo, pero subrayó que la consulta es “muy perjudicial” para todos los ciudadanos y que el futuro de Cataluña no depende siquiera de la decisión de las Cortes, sino del conjunto de los españoles, si bien  descartó que él piense convocar en España “ningún referéndum” sobre la independencia catalana. 

A preguntas de los periodistas, Rajoy también garantizó que, mientras él sea jefe del Ejecutivo, “no habrá ninguna prospección petrolífera” en aguas de Baleares “si hay el más mínimo indicio” de que puede generar problemas medioambientales. 

En materia económica, Rajoy expuso al Rey los últimos datos registrados sobre empleo y crecimiento, de cuya evolución está satisfecho y que a su juicio demuestran que es necesario perseverar en la política aplicada por el Gobierno en los últimos años, porque “está dando resultados”. 

En este contexto, reconoció  que las sanciones rusas a productos agroalimentarios españoles “no van a ayudar” a España, si bien confía en que sea “un estímulo más” para que todos los productores del sector “sigan trabajando”, y se mostró convencido de que Italia superará sus actuales problemas de crecimiento económico. 

Entre otras cuestiones internacionales, examinó con el Monarca la evolución de los acontecimientos en Gaza, donde el Gobierno ve “urgente y necesario” un alto el fuego, y en Libia, país del que España ha evacuado a una cuarentena de compatriotas ante un conflicto que Rajoy confía en que acabe pronto. 

Además, ambos trataron el resultado –muy positivo, en opinión de Rajoy– de la visita oficial de don Juan Carlos a Colombia, su primera actividad institucional tras la abdicación, realizada con ocasión de la investidura para un segundo mandato del presidente Juan Manuel Santos, quien volverá a viajar a España “en próximas fechas”. 

Por primera vez, con motivo de esta reunión, la Casa del Rey difundió ayer una imagen del interior del despacho del Monarca en el Palacio de Marivent, tomada durante su encuentro con Rajoy y distribuida a través de la web oficial y la cuenta de Twitter de la Jefatura del Estado. 

La reina Letizia saludó a Rajoy antes de la reunión, si bien no   asistió al almuerzo posterior ofrecido al jefe del Ejecutivo, quien reanudará sus días de descanso con unas vacaciones en familia en la localidad pontevedresa de Ribadumia. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios