España

El Rey apela en Oxford a la "libre circulación del conocimiento"

  • Felipe VI cierra su visita al Reino Unido con el deseo de mantener los lazos después del 'Brexit'

Los Reyes visitaron ayer los laboratorios del Instituto Crick de Londres, donde trabajan más de 60 españoles.

Los Reyes visitaron ayer los laboratorios del Instituto Crick de Londres, donde trabajan más de 60 españoles. / fotos: francisco gómez

Los Reyes Felipe y Letizia cerraron ayer en la centenaria ciudad universitaria de Oxford su viaje de Estado al Reino Unido tras tres días de intensos contactos minuciosamente planificados para abarcar los ámbitos institucional, político, económico, académico y social. El viaje cumplió el objetivo: dejar patente que España desea mantener las mejores relaciones una vez que se produzca el Brexit y, al mismo tiempo, señalar que para eso hace falta un buen acuerdo de divorcio que dé seguridad a ciudadanos y empresas.

El Jefe de Estado lanzó todos los mensajes esperados y en particular el llamamiento a negociar un acuerdo que dé certidumbre a los ciudadanos afectados por la salida y también a las empresas que quieren seguir trabajando en el Reino Unido. En un contexto internacional que tiende al cierre de fronteras, Felipe VI apeló una y otra vez a la libertad económica y comercial como seña de identidad británica y como impulsor de prosperidad.

El Monarca atendió la preocupación de los científicos españoles por la magra inversión

También a la "libre circulación del conocimiento", como dijo ayer en la Universidad de Oxford, un espacio en el que recordó que instituciones como esta casi milenaria universidad han contribuido a forjar el "alma de Europa" y sus valores y principios de libertad. En definitiva, el Reino Unido se va de la UE, pero sigue siendo parte esencial de Europa.

El Rey puso el broche final a su viaje con un discurso en el que afirmó que "la colaboración científica transnacional y el libre intercambio de ideas, así como la movilidad y la libre circulación del talento, están en la propia esencia de la Universidad, y también son la base de la gestión moderna del conocimiento", dijo en la Universidad de Oxford.

En la última jornada, el Monarca también recibió en Londres a una representación de científicos españoles preocupados porque la investigación británica perderá fondos europeos y por su propio futuro en el país. Tras ser despedidos por la reina Isabel II en el Palacio de Buckingham, Felipe VI y doña Letizia se trasladaron al Francis Crick, el edificio de investigación biomédica más grande de Europa y donde trabajan más de 60 españoles, para conocer las instalaciones y mantener un encuentro informal con los empleados.

Éstos le entregaron una misiva en la que agradecían su visita pero lamentaban que en España "no se apuesta por la investigación como un modelo económico a largo plazo". Los científicos reconocían en la carta su "preocupación por la actual situación de los investigadores en España", con "drásticos recortes en proyectos de investigación y la suspensión, sin previo aviso, de convocatorias anuales para becas de formación", una situación que los fuerza a establecerse en el extranjero y les impide "devolver a la sociedad española todo lo que ha invertido" en ellos.

Después, en Oxford, tuvo ocasión de conocer una pequeña pero valiosa exposición con antiguos tesoros bibliográficos como un ejemplar de la primera edición de El Quijote, publicado en 1605, el mapamundi de Ptolomeo que perteneció a los Reyes Católicos y un manuscrito sobre los aztecas encargado por el primer virrey de México para Carlos V y conocido cono el Códice Mendoza.

Antes de emprender el regreso a Madrid, los Reyes intercambiaron impresiones con profesores y estudiantes de postgrado vinculados a España en el Exeter College, el cuarto centro más antiguo de Oxford, y en donde el rey Alfonso XIII fundó hace 80 años una cátedra de estudios hispánicos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios