España

Sánchez obvia al secesionismo

  • El presidente agotará la legislatura pese a las amenazas de ERC y PDeCAT de no apoyar los PGE

Quim Torra, en primer término en un acto en Barcelona. Quim Torra, en primer término en un acto en Barcelona.

Quim Torra, en primer término en un acto en Barcelona. / Quique García / Efe

Paciencia y resistencia. Si algo ha demostrado Pedro Sánchez en el último lustro, es que no se pone nervioso por cualquier imprevisto durante la partida, tenga las cartas que tenga. Las acusaciones de la Fiscalía y de la Abogacía del Estado a los líderes del procés encarcelados han soliviantado a los secesionistas –también a PP y Ciudadanos–, y amenazan ahora por echarse atrás y no apoyar los Presupuestos Generales del Estado (PGE) pactados con el jefe de Ejecutivo, con el respaldo de Podemos y de los nacionalistas vascos. No importa. El presidente ratificó ante la Ejecutiva del PSOE su propósito de agotar la legislatura y de desarrollar la agenda social de su Gobierno "con o sin presupuestos", según constató el ministro de Fomento y secretario de Organización socialista, José Luis Ábalos.

Tras asegurar que Sánchez "no renuncia a ningún apoyo" para sacar adelante las cuentas de 2019, Ábalos defendió que "nada tiene que ver" el proceso judicial contra los líderes independentistas con el debate presupuestario: "No se puede vincular, nada tiene que ver una cosa con otra", afirmó. No obstante, subrayó que lo que prima para el Ejecutivo es poner en marcha la subida del salario mínimo interprofesional, la actualización de las pensiones y las ayudas a los mayores de 52 años, entre otros objetivos, y que cuenta con "instrumentos" para llevarlo a cabo, si su proyecto presupuestario no sale finalmente adelante.

La fórmula para aprobar algunas medidas será la del decreto ley, que la Constitución limita a casos de "extraordinaria y urgente necesidad", y que entra en vigor de manera inmediata una vez publicados en el BOE. El Congreso sólo se pronuncia a posteriori.

Mientras, el vicepresidente del Govern y adjunto a la presidencia de ERC, Pere Aragonès, advirtió de que su partido no dará estabilidad a Sánchez ni aprobará sus PGE, si prosigue "la línea represiva" que "se evidencia con la petición de penas de la Fiscalía a los presos políticos". En la misma línea se pronunció el portavoz de ERC en el Congreso, Joan Tardà, quien dijo en Onda Cero que "nunca, nunca, nunca" se va a pedir el indulto por parte del republicanismo, precisando que esta medida "no ha estado en conversaciones con el PSOE" y que este partido "ha decidido no atender a nuestras reclamaciones", ya que les pidieron que instasen a la Fiscalía "a actuar, cosa que es posible hacerlo".

Mientras, el secretario de Política Municipal del PSC, Jaume Collboni, emplazó al president, Quim Torra, a apoyar los PGE y a elegir si prefiere un Gobierno como el de Sánchez que "busca solución y diálogo" o bien uno formado por PP, Cs y Vox.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios