España

Turull arremete contra el Constitucional y a su vez alega contra la suspensión del reglamento

El Govern acordó ayer personarse ante el Tribunal Constitucional (TC) para defenderse de la "indecencia" que, a su juicio, supone el recurso promovido por el Gobierno contra el reglamento del Parlament, mientras que arremetía contra el órgano judicial por ser el "brazo ejecutor" del Ejecutivo de Rajoy. La CUP, además, abrióla puerta a "desobedecer" al Constitucional. "No reconocemos este derecho español que se aplica de una forma muy interesada y muy aleatoria", apuntan los anticapitalistas.

En su última reunión antes del parón veraniego, el Govern analizó la decisión del TC de admitir a trámite un recurso de inconstitucionalidad del Ejecutivo del PP y suspender la reforma del reglamento del Parlament. El conseller de la Presidencia Jordi Turull, destacó que el procedimiento de lectura única lo tienen otros parlamentos autonómicos y el Congreso, por lo que el recurso del Gobierno "hace saltar por los aires eso de que todos somos iguales ante la ley" y deja entrever una "persecución preventiva e ideológica".

Turull acusó al TC de ser el "brazo ejecutor" del Gobierno e i ronizó con que "podría tener su sede perfectamente en la Moncloa o compartir el Consejo de Ministros". El Govern, que no tiene previsto volver a reunirse hasta el 29 de agosto, acordó personarse en el proceso con un recurso de súplica contra la providencia del pasado lunes del TC, para pedir que se levante la suspensión y, si no fuera estimada dicha pretensión, formularía las alegaciones pertinentes en defensa de la constitucionalidad del nuevo reglamento del Parlament.

El coordinador general del PP, Fernando Martínez-Maíllo, pidió al president de la Generalitat, Carles Puigdemont, que no se haga la "víctima" cuando lo que está haciendo el Gobierno es responder "democráticamente" a sus intentos por "cargarse" la Constitución y romper la soberanía nacional.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios