María Jesús Castro | Numero 1 del PSOE al Senado por Cádz “Prefiero un Gobierno con Podemos antes que con Ciudadanos”

  • “El PSOE andaluz debe entender que aquí manda la dirección federal; si quieren seguir por libre tendrá que ser con otras siglas”

María Jesús Castro, fotografiada en San Fernando en los días previos a la campaña electoral. María Jesús Castro, fotografiada en San Fernando en los días previos a la campaña electoral.

María Jesús Castro, fotografiada en San Fernando en los días previos a la campaña electoral. / Román Ríos

Comentarios 17

Aunque nació en Ferrol, María Jesús Castro llegó a San Fernando cuando apenas tenía cuatro años, en 1952. Su padre encontró empleo en la Bazán (hoy Navantia) después de ser despedido del astillero ferrolano de Astano tras ser encarcelado en dos ocasiones por prestar auxilio a socialistas que estaban escondidos en el monte. Hoy, a sus 70 años, esta hija de un gallego y de una bilbaína dice con orgullo que se siente isleña y andaluza por los cuatro costados. Pedrista confesa, aspira a recuperar un escaño en el Senado que ya ocupó durante 12 años, de 1995 a 2000 y de 2004 a 2011. También fue delegada provincial de la Junta y concejala en San Fernando.

–Tengo una duda. ¿Le molesta que se hable de usted como una veterana militante del PSOE o que se haga referencia a su edad?

–En absoluto. La experiencia es un grado y hay que entender la vejez como una etapa más de la vida, como la infancia, la juventud o la madurez. En cierto modo yo creo que es bueno que alguien en el PSOE, en este caso yo misma como secretaria del área de Mayores de la ejecutiva federal, se convierta en una especie de referente de ese tipo de mayores que en la sociedad actual tienen que ser activos y deben tener su papel protagonista. La actividad siempre es positiva porque genera bienestar.

–Fue usted senadora durante 12 años y ahora aspira a volver a esa institución ocho años después. ¿Qué le ha movido a eso?

–A lo mejor es que no lo hice bien entonces y ahora me toca repetir curso (Risas). Mire, yo ya había cerrado la etapa de ocupar un cargo institucional. Estos años he seguido estando en política, porque lo estaré hasta que termine mi vida, pero lo estaba en cargos internos del partido. Pero cuando pasó lo de Pedro Sánchez me puse de su lado y terminé en la ejecutiva federal. Las asociaciones de mayores le pidieron a Pedro que creara un área específica para ellos y él pensó en mí porque quería a alguien jubilado que tuviera experiencia en los temas a tratar. En ese puesto estoy descubriendo una realidad que teníamos de lado. Debemos tener conciencia de la sociedad que se nos viene. Ahora somos la sociedad más longeva, después de la de Japón, y a mitad de siglo los mayores triplicarán a los jóvenes. Eso cambiará la realidad actual y habrá que dejar de estigmatizar el tema de la vejez.

–Después de lo que pasó en la elaboración de las listas del PSOE de Cádiz a estas elecciones, ¿se siente usted una candidata impuesta o enchufada?

–No, no. Pedro Sánchez quería tener a la gente de su ejecutiva en los puestos de salida de esas candidaturas porque somos los que hemos estado en su proyecto y porque quiere que seamos  sus referentes  en las Cortes. Eso es muy lógico. En San Fernando, que es mi pueblo, Patricia Cavada ha hecho exactamente lo mismo, contar con sus colaboradores más estrechos. Y también lo veo normal. En el PSOE de Cadiz hubo una discusión interna pero todo se ha olvidado. El ejemplo es que la gente está volcada con Marlaska, que es nuestro número uno al Congreso y que despierta en la calle un cariño increíble.

–¿Y este desembarco de pedristas se quedará aquí o llegará también a la Presidencia de la Diputación o a la dirección provincial del partido?

–Pedro Sánchez es una persona tranquila que huye de los conflictos. Él prefiere llegar a entendimientos pero dos no se ponen de acuerdo si uno no quiere. Y el PSOE de Andalucía tiene que entender que somos un único proyecto y tiene que aceptar lo que salió del 39º congreso del partido. Andalucía no puede ser un reino de taifas. Andalucía es parte del PSOE y la que manda es la dirección federal. Si quieren seguir por libre tendrán que dejar del ser el PSOE, tendrán que tener otras siglas. Pero confío en que jamás se produzca esa escisión. Sería un suicidio.

–Posiblemente esta va a a ser la campaña en la que más se va a hablar del Senado, después de lo que pasó con el artículo 155.

–El Senado siempre ha sido muy importante, y en esta legislatura se ha visto tanto con lo del artículo 155 como con los Presupuestos Generales del Estado. Yo tenia la opción de elegir pero he preferido el Senado antes que el Congreso. El Senado es una cámara más tranquila en la que se puede gestionar bien sin que haya tantos focos. El debate allí es más sereno.

–Hay una diferencia clara con su etapa anterior en el Senado. Antes era usted senadora del Reino de España y ahora, según la propia definición de Pedro Sánchez, va a ser usted senadora de una “nación de naciones”.

–Uf, haría falta un debate muy en profundidad sobre lo que es una nación. A mí no me gusta ser anti nada, pero reconozco que soy antinacionalista. El nacionalismo fue el origen de todos los grandes conflictos que ha habido en Europa. Yo quiero a mi tierra, me gustan mis costumbres, me siento muy andaluza, pero hay un abismo entre eso y ser nacionalista.

–¿Cómo es realmente Pedro Sánchez?

–Es muy constante en sus ideas y me admira su tranquilidad, que es fundamental en un hombre de estado. La serenidad es clave para tomar decisiones. Sin ese carácter no estaría donde está. Él tenía un modelo político de la nueva socialdemocracia que ha aplicado al partido. Hizo la moción de censura por dignidad política y creyendo que no iba a salir. Y aunque es cierto que prometió que iba a convocar elecciones pronto, él ha intentado demostrar que otra política en España era posible, aunque fuera por poco tiempo. Si ha sido capaz de hacer lo que ha hecho con apenas 84 diputados, imagínese lo que haría con un Gobierno sólido. Queremos recuperar el estado del Bienestar y esto ha sido solo el principio.

–Si el PSOE pudiera elegir entre Podemos y Ciudadanos como socio de gobierno, ¿cuál sería su voto en la ejecutiva federal?

–Yo particularmente elegiría a Podemos antes que al Ciudadanos de ahora. Ciudadanos está en una postura que no tiene nada que ver con la de antes y a mí me molesta que uno cambie de postura tan radicalmente. Antes se llamaban socialdemócratas y ahora hay que escuchar lo que dicen. Evidentemente yo preferiría gobernar en solitario, con acuerdos puntuales con otros partidos. Pero en la tesitura que usted me plantea, personalmente preferiría compartir un Gobierno con Podemos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios