España

Los dos bares que exhibían fotos de etarras eluden el cierre al retirarlas

  • El juez Velasco mantiene la imputación por enaltecimiento del terrorismo para los camareros y encargados de los establecimientos · La prohibición de la marcha el día Grande de Bilbao se mantiene

Comentarios 1

El juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco desestimó ayer la petición del fiscal de cerrar temporalmente los dos bares de Pamplona en los que sus encargadas y dueños se negaron a retirar las fotos de miembros de ETA que se exhibían en los locales, porque fueron retiradas días después.

No obstante, el juez mantiene la imputación por un delito de enaltecimiento del terrorismo -castigado con hasta dos años de cárcel- para la camarera y el propietario del bar Zurgai, Izaskun Goñi Juárez y Daniel Burgos Monreal, y para la encargada del bar Ezpala, Ainhoa Oroz Torrea, y su dueño, Antonio Echalecuz.

Velasco adoptó esta decisión en un auto después de que el fiscal Miguel Ángel Carballo retirara la petición del cierre temporal del bar Ezpala como medida cautelar pero no la de clausurar la del Zurgai, para el que pedía un cierre de al menos tres meses. El magistrado entiende que, aunque la exhibición de esa fotos constituye un delito de enaltecimiento del terrorismo, en el caso del bar Zurgai "se desprende que los implicados han retirado voluntaria y conscientemente la referidas fotografías" por lo que considera que ya no cabe adoptar la medida cautelar solicitada.

En su auto, el juez explica que el pasado 4 de agosto la Guardia Civil se personó en el Zurgai para pedir la retirada de "unas quince fotografías de miembros de la organización" terrorista ETA, a lo que se negaron los imputados.

Por ello, el fiscal solicitó el pasado miércoles la comparecencia de los responsables del local como imputados por un delito de desobediencia grave -delito que ya no se les imputa- y de enaltecimiento del terrorismo y pidió el cierre cautelar del establecimiento, petición que mantuvo ayer porque, según fuentes jurídicas, tras retirar las fotos pusieron en su lugar siluetas de las imágenes antes expuestas.

El dueño y la encargada alegaron, según comentaron ellos mismos a los periodistas, que las fotografías eran de "presos políticos" y fueron retiradas días después.

Velasco asegura que mostrar esas fotos responde a recientes instrucciones de ETA-EKIN "con el objeto de mantener la fidelidad de sus militantes tanto en las cárceles como fuera de ellas", según consta en un documento intervenido al comando Hego Haizea en 2008.

La Sala de Vacaciones del Tribunal Superior de Justicia del país Vasco reconoció ayer que carece de competencia para enjuiciar la resolución de la Audiencia Nacional que declara ilegal la manifestación en favor de la independencia convocada en Bilbao para el viernes, Día Grande de las fiestas de la capital vizcaína. La marcha seguirá prohibida pese a lo que el TSJPV determine mañana a sobre la resolución de prohibición por parte del Departamento de Interior al declararla ilegal el juez Baltasar Garzón.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios