Feria de Abril

La huelga del Metro de Sevilla sigue y amenaza a la Feria de Abril

  • Este martes a las 17:00 de la tarde la plantilla y la dirección del Metro se reúnen de nuevo para tratar de llegar a un acuerdo que ponga fin a la huelga

  • Los trabajadores de la línea han organizado hoy una protesta ante la sede de la Consejería de Fomento de 10:00 a 12:00

Comentarios 5

La huelga del Metro de Sevilla sigue. Tras no llegar a un acuerdo en la reunión celebrada este lunes, la plantilla ha informado de que este martes se reanudan las protestas, que fueron suspendidas entre el pasado sábado y este lunes para facilitar la citada reunión y las votaciones de las elecciones generales, por lo que el servicio seguirá prestándose con servicios mínimos hasta nuevo aviso.

No obstante, el comité de empresa que representa a la plantilla y la dirección del Metro que lidera la empresa Globalvía se han emplazado a una nueva reunión para tratar de llegar a un acuerdo que ponga fin a la huelga. Para forzar una solución los trabajadores se han concentrado de 10:00 a 12:00 en la sede de la consejería de Fomento.  

Esta falta de acuerdo cuando restan apenas cuatro días para el inicio de la Feria de Sevilla complica la prestación del servicio durante unos días en los que se esperan miles de desplazamientos hasta el real de la Feria.

El presidente del comité de empresa del metro, Juan Lorenzo Vázquez, del Sindicato Independiente de Trabajadores del Transporte (SITT), ha explicado que la reunión del lunes, que se prolongó durante más de cuatro horas, ha acabado sin acuerdo, pues aunque la representación de los trabajadores habría intentado diseñar "una nueva propuesta" respecto al alza salarial demandada, la situación es ya "muy complicada" y "la empresa está encerrada en su objetivo de ligar toda la subida salarial a la productividad", extremo que no aceptan los trabajadores.

Vázquez ha recordado que la plantilla tiene sus propias "expectativas" para la subida salarial y la consigna de los trabajadores es la de "no bajar del burro" en la defensa de las demandas.   

Esta convocatoria de huelga indefinida, aprobada con el voto a favor de 98 de los 170 miembros de la plantilla, surge después de que entre noviembre y enero, la plantilla protagonizase numerosas jornadas de paros parciales en demanda de mejor cobertura de las bajas, excedencias y reducciones de jornada.

En aquel conflicto, la dirección de la empresa reclamaba canalizar tales demandas mediante la negociación del nuevo convenio colectivo, pues el anterior texto expiró el pasado 31 de diciembre, y finalmente el pasado 22 de enero la plantilla del Metro acordó un "paréntesis" en sus movilizaciones, para intentar lograr sus reivindicaciones mediante la negociación del nuevo convenio, que habría arrancado al comenzar febrero.

Mujeres vestidas de flamenca bajan del Metro de Sevilla. Mujeres vestidas de flamenca bajan del Metro de Sevilla.

Mujeres vestidas de flamenca bajan del Metro de Sevilla. / Juan Carlos Vázquez

El comité de empresa había reclamado un alza salarial del diez por ciento repartida en varios años a cambio de no promover un "conflicto" laboral para las fechas clave de Semana Santa, y después "continuar negociando otros aspectos" del convenio colectivo.

"Teniendo en cuenta el poco tiempo transcurrido desde que se inició la negociación, los avances obtenidos en las reuniones mantenidas hasta la fecha, así como el alcance de los aspectos que se están evaluando, resulta muy desproporcionada la medida adoptada de convocar una huelga", aseveró la dirección del Metro. 

El presidente del comité de empresa del Metro, Juan Lorenzo Vázquez, admitía que demandar un alza salarial del diez por cierto en varios años "puede sonar fuerte", pero avisaba de que las retribuciones de la plantilla llevan "muchos años sin subir", mientras el metro cierra año tras año sus ejercicios anuales "con beneficios", cosechando en 2018 un beneficio de 18,3 millones de euros.

La dirección de la empresa, por su parte, se quejó de que el comité no acepta su propuesta para un incremento retributivo según la evolución del IPC, más un cinco por ciento adicional en función de las productividades para los próximos cinco años.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios