NOTRE-DAME DU NIL | FESTIVAL DE CINE DE SEVILLA Conflicto étnico y magia ancestral

El conflicto ruandés de hutus y tutsis visto desde una escuela católica. El conflicto ruandés de hutus y tutsis visto desde una escuela católica.

El conflicto ruandés de hutus y tutsis visto desde una escuela católica.

Levantado en plena naturaleza, el instituto católico Notre-Dame du Nil, dirigido por una monja europea, es una escuela donde se educa a las jóvenes de la élite ruandesa. Internas obligadas a expresarse en francés y no en kinyarwanda, y a las que se les enseña la historia y modales del viejo continente. Su cotidianeidad está marcada por misas; y no muy lejos de allí, cerca de una cascada, se alza la estatua de Nuestra Señora del Nilo, una Virgen con rasgos de mujer africana. La cuestión étnica interfiere en la organización de la escuela (un 10% de plazas son para tutsis), marcando cada vez más la vida de las residentes hasta el estallido final de violencia.

Construida en cuatro partes, precedidas de un prólogo, Notre-Dame du Nil fía demasiado a la  fotografía de Thierry Arbogast en su retrato del colorista entorno natural. El novelista y cineasta Atiq Rahimi intenta trabajar en dos niveles, uno realista y otro alegórico-simbólico, funcionando mucho mejor en este último, una suerte de cámara de ecos históricos que ilumina la cuestión colonial y esboza simbólicamente el sustrato de las guerras religiosas y la magia de los espíritus de la naturaleza.